Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

El atleta colombiano que sobrevivió a carrobomba del ELN y terminó entre los mejores del mundo

palomeque_0.png

El colombiano Diego Palomeque pasó de correr en una pista de arena, en su natal Carepa, a prepararse para disputar una medalla en Tokio 2020.
Pero es la pista de atletismo Alfonso Galvis, en Medellín, el lugar en el que se ha forjado el talento de este deportista, uno de los cuatro fantásticos que alcanzaron el oro histórico para Colombia en los Juegos Panamericanos en la disciplina de los 4x400.
Su fuerza proviene de la lucha. La primera batalla fue buscar una oportunidad de vida en el deporte. La encontró en los relevos, disciplina que describe con profunda pasión.
 “La responsabilidad del que abre es entregar primero, la responsabilidad del segundo es, si le entregaron por allá segundo o tercero, tiene que entregar arriba, si le entregaron primero, tiene que entregar primero, y el tercero, con la ventaja que sacaron el primero y el segundo, tiene que sostener esa ventaja, y el último pues ganar”, explica Diego Palomeque sobre esta disciplina del atletismo.
 En la segunda batalla se enfrentó a la muerte. Diego fue uno de los sobrevivientes del atentado perpetuado por el ELN a la Escuela de Cadetes General Santander en Bogotá , en el que murieron 23 personas, incluido el guerrillero que conducía el carrobomba.
 “En el momento traté de ayudar algunos compañeros, pero pues no fue suficiente, no alcanzamos, creo que es algo que a veces uno trata de olvidar, pero cada que llega un 17 de algún mes, uno como que ¡ah! (lamenta). Un 17 de enero, 17 de febrero (…) Allí perdí a Mosquerita, si yo mantengo alegre yo creo que Mosquera mantenía más alegre que yo, Maquilón que era de Chigorodó, ambos eran lanzadores de disco”, recuerda el deportista.
 Pese al dolor de ese episodio de su vida, Diego no perdió la alegría, es su insignia y también la de los cuatro fantásticos colombianos que inmortalizaron el oro panamericano a punta de baile.
“Ese es el que nos identifica a nosotros, la alegría, quizás Colombia no se esperaba esa medalla, pero internamente nosotros que nos veíamos entrenando, que el día a día estamos viendo a los otros equipos, nosotros estábamos convencidos que de allá íbamos a salir con una medalla, quizá no sabíamos el color pero de que nosotros salíamos con medalla, eso estaba más claro que el agua”, afirma.
El baile no termina, el derroche de magia en la pista tiene asombrado a más de un rival.
 “Estados Unidos nos mira como que, ¡uy van a correr los mismos! Esos pelados, los de Bélgica, nos miraban como, ¡uy van a correr otra vez los cuatro! ¿No se cansan o se tienen mucha confianza? (se preguntaban los belgas). Y claro nos tenemos confianza, claro que nos cansamos, pero a la hora en la que nos montamos en la pista, creo que si estamos corriendo al lado de los mejores del mundo, pues nosotros también nos sentimos unos de los mejores del mundo”, recalca.
 La clave para el éxito la ha construido lealtad y gracias al apoyo que ha podido recibir.
“Lo que no nos gusta se los hacemos saber al otro enseguida pa que no haya mal entendidos”, cuenta sobre la relación con sus compañeros Anthony Zambrano, Alejandro Perlaza y John Solís.
Palomeque, al atletismo le debe su presente y su futuro, ambos los ha construido en la pista en la que proyecta su camino a la victoria con su clasificación junto a Perlaza, Zambrano y Solís a los olímpicos de Tokio 2020.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Advertisement

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO