Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Cabezote Sports 2.png

Por primera vez en diez años, la final de Indian Wells no contará con tenistas del Top-20

Cameron Norrie y Nikoloz Basilashvili disputarán el campeonato del Masters 1.000 más importante del circuito.

nikoloz-basilashvili-tenis
Nikoloz Basilashvili, tenista georgiano que jugará la final de Indian Wells.
/Getty Images

El tenista británico Cameron Norrie y el georgiano Nikoloz Basilashvili protagonizarán el domingo una inesperada final del Masters 1.000 de Indian Wells, que alumbrará al primer ganador fuera del top-25 de la ATP desde 2010.

Ambos jugadores salieron airosos de las semifinales del sábado con mayor claridad de la esperada.

Norrie superó 6-2 y 6-4 al búlgaro Grigor Dimitrov y tratará de ser el primer británico en triunfar en Indian Wells, considerado el torneo más importante después de los Grand Slams.

A continuación Basilashvili doblegó 7-6 (7/5) y 6-3 al estadounidense Taylor Fritz, el favorito de la afición, y será el primer tenista georgiano en competir en una final de un Masters-1000.

Con el 'Big 3' (Federer, Nadal y Djokovic) abriendo la puerta a un nuevo mundo tenístico, Indian Wells albergó las primeras semifinales de un Masters-1000 sin un solo semifinalista miembro del top-25.

En la rama femenina la final la disputarán otras dos jugadoras fuera del top-25 de la WTA: la española Paula Badosa (27º) y la ex número uno mundial Victoria Azarenka (32º).

Publicidad

Cancelado en 2020 y reprogramado del pasado marzo a octubre por el coronavirus, la desértica localidad de Indian Wells (California) sufrió las renuncias de los número uno Novak Djokovic y Ashleigh Barty dando campo fértil a tenistas en gran estado de forma, como Norrie.

- Cuarto finalista bitánico -

Norrie será el cuarto británico en pelear por el título después de Andy Murray en 2009 (victoria de Rafa Nadal), Tim Henman en 2004 (Roger Federer) y 2002 (Lleyton Hewitt) y Greg Rusedski en 1998 (Marcelo Ríos).

"No voy a pensar en eso demasiado, pero es muy especial estar en esa lista. Ellos tres son leyendas del tenis británico", subrayó el londinense, ya en alerta por el nivel de juego de Basilashvili.

"Es un jugador increíblemente duro", describió. "Cuando está confiado puede ganar a cualquiera, es muy peligroso. Va a ser difícil pero me siento bien físicamente".

Nacido en Sudáfrica y criado en Nueva Zelanda, Norrie está viviendo un tardío despertar a los triunfos a sus 26 años.

Publicidad

Entrenado por el argentino Facundo Lugones, esta temporada ganó su primer trofeo en Los Cabos (México) y calificó para seis finales, cifra solo igualada por Djokovic.

Ante Dimitrov, Norrie saltó a la pista como un ciclón y tomó la delantera con una ventaja de 4-0 con la que aseguró poner el primer set en su cuenta.

La ruptura de servicio de Norrie en el primer juego de la segunda manga colocó la semifinal muy cuesta arriba para Dimitrov, ex número tres mundial y único semifinalista que había ganado un Masters-1000 (2017 en Cincinnati).

- Primer georgiano en final Masters-1000 -

En la segunda semifinal, Basilashvili arruinó las esperanzas de los aficionados de ver a un estadounidense en la final por primera vez desde John Isner, quien cayó en 2012 ante Roger Federer.

El californiano Fritz, de 23 años, gozó de tres pelotas para embolsarse un disputado primer set, en el que ningún jugador pudo romper el servicio del rival.

Publicidad

Basilashvili se impuso en el 'tiebreak' y, con una brillante devolución, siguió neutralizando el potente servicio de Fritz, que terminó con 11 'aces' por tres de su rival.

El georgiano acabó imponiendo la potencia de su derecha y revés para llevarse un duelo entre los dos jugadores que sacudieron el torneo el viernes, cuando Basilashvili eliminó al número tres mundial, Stefanos Tsitsipas, y Fritz al cuatro, Alexander Zverev.

"Es una sensación increíble", se felicitó Basilashvili, de 29 años. "Estoy muy contento de haber conseguido un logro como este, especialmente para un país pequeño como Georgia, donde el tenis no es tan popular".

El jugador, que ganó el primero de sus cinco títulos de ATP en 2018, recordó las dificultades que atravesó para llegar hasta la élite del tenis desde su país.

"Fue un camino muy duro. Sabía que nunca jugaría buen tenis de joven porque necesitaba tener experiencia y no tuve oportunidad de tener invitaciones a torneos, no tuve ningún apoyo de mi país porque el tenis no es popular allí ni tampoco un patrocinador", explicó.

"Estoy contento como estoy ahora. Calculé que jugaría un buen tenis tarde en mi carrera y lo estoy disfrutando ahora", se felicitó.

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.