Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Simone Biles regresó a la gimnasia por la puerta grande y con un salto nunca antes visto

La deportista tuvo una reaparición victoriosa en el Clásico Estados Unidos.

Simone Biles hizo un salto nunca antes visto en la gimnasia.
Simone Biles hizo un salto nunca antes visto en la gimnasia.

La legendaria gimnasta estadounidense Simone Biles regresó a la competición después de 19 meses en Indianápolis y lo hizo por la puerta grande al completar un Yurchenko Double Pike.

Ninguna otra gimnasta había realizado ese movimiento. La campeona mundial y olímpica, de 24 años, generó tanto impulso que dio un par de grandes saltos al aterrizar antes de mostrar también su alivio y satisfacción por lo conseguido.

Apareciendo en su primer torneo de gimnasia desde octubre de 2019, la medallista de oro olímpica de 2016 impuso de nuevo su dominio.

En la barra de equilibrios recibió una puntuación de 14.850 y siguió con un ejercicio de suelo aún más eléctrico con un remix del tema principal de "The Fast and the Furious: Tokyo Drift". De nuevo encabezó la lista con una puntuación de 14.250.

Publicidad

Como señaló USA Gymnastics, dos de los movimientos realizados fueron nombrados en honor a Simone Biles. Sin embargo, el momento más importante llegó en el tercer evento.

Simone Biles intentaba un Yurchenko Double Pike, un movimiento que nunca había sido realizado por una mujer en competición, y lo consiguió.

"Solo estaba pensando: hazlo como cuando entrenas. No trates de exagerar en nada, porque tengo una tendencia tan pronto como levanto la mano a dominar las cosas", declaró Simone Biles a la cadena NBC después del torneo. "Estoy orgullosa de cómo salieron las cosas, aunque fue un poco difícil".

El Yurchenko Double Pike es uno de los movimientos de mayor grado de dificultad en la gimnasia. Lleva el nombre de la gimnasta soviética Natalia Yurchenko, y consiste en que la atleta llega al caballo con una pirueta de espalda, para luego hacer un doble giro con las piernas estiradas.

Si Simone Biles lo consigue en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 este verano, el movimiento recibirá su nombre. La estadounidense lo ha practicado durante años y, aunque sabe que es peligroso, por fin lo ha mostrado en una competición oficial.

Publicidad

El evento final de la noche, las barras asimétricas, fue el único en el que Simone Biles no tuvo la mejor puntuación, debido a una caída en medio de una rutina.

Incluso con un puesto 15 en las asimétricas, Simone Biles se impuso con una puntuación total de 58.400.

Simone Biles intentará convertirse en la primera mujer que gana medallas de oro olímpicas consecutivas desde que lo hizo Vera Caslavska en 1964 y 1968.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias