Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

El 'doomscrolling': ¿amenaza para la salud mental?

¿Se ha fijado cuántas horas pasa en el celular y cuánto tiempo dedica a leer noticias negativas? Según cálculos, miramos el teléfono hasta 150 veces al día, una vez cada siete minutos. ¿Deberíamos preocuparnos?

Thumbnail

Le propongo un ejercicio: antes de continuar leyendo este artículo, revise cuántas personas a su alrededor, están revisando el celular . Probablemente, esa imagen de usuarios inmersos en sus dispositivos en espacios como la oficina, la casa, los restaurantes, las paradas de buses, y hasta en el baño, ya es más que cotidiana. Las cifras pueden ser reveladoras. Según cálculos, miramos el celular una vez cada siete minutos o incluso, hasta 150 veces al día. Y es ahí, cuando los expertos prenden las alarmas, muchos de estos casos pueden ser 'doomscrolling'.

El 'doomscrolling', ¿qué es?

Frederick Pardo es entrenador personal. Dice que especialmente en la noche puede pasar varias horas seguidas enganchado a su celular, especialmente revisando noticias. "Creo que nos pasa a muchos y cuando vemos el celular tiende uno a revisar noticias muy malas y siento que sí afecta la salud mental, porque aparte de no tener buena energía, a mí, por ejemplo, me duele mucho la cabeza", relata.

Publicidad

Frederick habla de una tendencia conocida como el 'doomscroolling', un término que viene de la palabra 'doom': tragedia, y 'scroll': la acción de desplazar el contenido en la pantalla del celular. La práctica no es nueva pero fue tan popular en la pandemia, que el diccionario de Oxford la nombró el término del año en 2020. "Se trata de una tendencia de consumo intensivo de información negativa. Van desde malas noticias asociadas con cambio climático, el COVID, violencia, la guerra; con una condición particular, es una tendencia que viene de los años ochenta, de cuando se desarrollan estas cadenas noticias en las que la noticia dura 24 horas y ahora con el internet, consumimos este tipo de información constantemente", explica el profesor y doctor en Ciencias Sociales y Humanas de la Pontificia Universidad Javeriana, Jorge Alberto Palomino.

Este tendencia se intensificó especialmente en los comienzos de la pandemia, cuando eran más las preguntas que las respuestas sobre la transmisión del COVID, una situación que facilitó la propagación de noticias falsas y especialmente, desesperanzadoras. "La razón para que una tendencia como el 'doomscrolling' se popularice además en esta época es la necesidad de obtener información para entender lo que pasa a nuestro alrededor y a eso se suma, que nos informamos a través de dispositivos que usamos 24 horas al día", apunta Palomino.

La pregunta que surge es, ¿si necesariamente no buscamos esa información negativa por qué aún así la recibimos en nuestros dispositivos? La respuesta está en los algoritmos y las redes sociales, una de las actividades a las que más tiempo le destinamos cuando usamos el celular. "Cada interacción que nosotros tenemos en redes sociales genera una huella digital que es utilizada por estas plataformas para sugerirnos más contenido del que hemos consumido. Es por eso que quedamos atrapados en este bucle de información y consumimos una y otra vez lo mismo".

Pero, ¿es posible engañar a los algoritmos? Palomino cree que no es tan fácil, sin embargo "hay algunos trucos que podemos hacer: a pesar de que nos incomoden ciertas personas, podemos seguirlas en redes, en estos momentos electorales, seguir a quien piensa diferente es un buen ejercicio para que las redes también nos muestren diferentes posturas; lo mismo aplica para la música u otros intereses".

Publicidad

Cómo cuidar la salud mental

Aunque el celular y, en general, el uso de la tecnología es parte de la cotidianidad, sí hay que prender las alarmas cuando su consumo es desmedido. "Yo tengo un paciente que pasa entre siete y ocho horas diarias en el celular, cuando uno mira que es lo equivalente a una jornada laboral, ya uno dice, algo está pasando", explica el psicólogo Luis Alberto Rengifo.

En otras palabras, pasar mucho tiempo y además, inmersos en noticias negativas, muchas de ellas falsas y desesperanzadoras sí tiene un efecto en la salud mental. "El 'doomscrolling' es muy frecuente, por ejemplo en los muchachos y ellos, muchas veces, pueden incluso llegar a generar una adicción al celular sin que se den cuenta. La noticia negativa tiene algo especial y es que es más impactante y atractiva, que las noticias positivas y eso se vuelve un detonador para que se pasen horas y horas frente a un dispositivo", apunta Rengifo.

Publicidad

Para cuidar la salud mental resulta clave revisar tres aspectos: el primer llamado de alerta se produce cuando dejamos de cumplir con nuestras labores y rutinas por permanecer conectados en el celular, "tenemos que hacer un ejercicio concienzudo sobre la frecuencia del uso que le damos a estos dispositivos, la intensidad y que esta actividad interfiera con nuestras rutinas, ese es el primer paso".

Pero además, tenga en cuenta:

  • Existen herramientas y aplicaciones para medir cuánto tiempo pasamos en las redes sociales y en el uso generalizado del celular. Fije tiempos de descanso y evite el uso prolongado especialmente en horas de la noche, antes de dormir.
  • Hablar del uso de las redes sociales debe hacerse en espacios como el hogar y la escuela. No se trata de satanizar las plataformas digitales, ni de prohibir su manejo en los jóvenes, sino de un uso inteligente y responsable.
  • Siempre fíjese en los términos y condiciones al descargar aplicaciones, su descarga gratuita implica en muchos casos, el uso de su información personal que luego es materia prima para la información que le sugiere la aplicación.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.