Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Dueños de lotes en Autopista Norte de Bogotá proponen devolver $23.000 millones a liquidadora de DMG

La Superintendencia de Sociedades tiene la opción de recibir una millonaria suma para reparar a las víctimas de la pirámide.

Condenan a liquidadora de DMG por incluir bien que no le pertenecía para reparar víctimas

El desenlace de un pleito por dos valiosos lotes ubicados sobre la Autopista Norte con calle 191, de Bogotá, sigue su marcha. Los bienes tienen un área de 42 mil metros cuadrados y un valor aproximado de 90.000 millones de pesos. Sus dueños, en el año 2008, eran la banca de inversión Colbank e Inversiones López Piñeros. Esas firmas prometieron vender en junio de ese año a Luis Eduardo Gutiérrez Robayo y a Juan Carlos Valencia los dos inmuebles por 23.000 millones de pesos, que fueron recibidos por los vendedores. Pero los lotes no fueron escriturados debido a aplazamientos por parte de los compradores. La razón tenía que ver con que el dinero de ese negocio provenía de DMG la pirámide de David Murcia Guzmán y la promesa prohibía la cesión a un tercero, salvo a una fiduciaria.

Gutiérrez y Valencia tenían una inmobiliaria llamada Guval, que había vendido cientos de propiedades a DMG. Cuando intervinieron a esta captadora de dinero, a finales de 2008, vincularon a la inmobiliaria por haberle vendido inmuebles a la pirámide. Con ocasión de la intervención de DMG, Gutiérrez y Valencia manifestaron ante autoridades que la real procedencia del dinero para comprar los lotes de la Autopista Norte era DMG y que la utilidad que les dejaba ese negocio era de 5.000 millones de pesos. En ese momento, Colbank e Inverlopez ofrecieron devolver los 23 mil millones de pesos que habían recibido a la liquidación de DMG.

Publicidad

La liquidadora de DMG, María Mercedes Perry, no aceptó la devolución y exigió que Colbank e Inverlopez le escrituraran en 2011 los inmuebles a la pirámide. Los vendedores se negaron aduciendo que nunca hicieron negocio con DMG. Al no hacerlo, Perry logró que se registraran dos extinciones de dominio sobre los lotes a favor de DMG en el año 2012.

La familia López Piñeros era, entre otros, la dueña de la franquicia de la cadena de restaurante KFC en Colombia y, a raíz del escándalo, la compañía estadounidense se las retiró. También son los dueños de Aretama, una de las empresas de pollos más antigua del país, y que hoy está en Ley 1116 debido a que el sector financiero y comercial les cerró los créditos por las extinciones.

Publicidad

Con parte de sus negocios afectados, iniciaron una solicitud para cancelar esas extinciones a la Oficina de Registro. Finalmente, la Oficina de Registro en el año 2017, decidió cancelar las extinciones de dominio y las propiedades regresaron a Colbank e Inverlopez. Pero la tenencia del inmueble sigue estando en cabeza de DMG, por lo que Colbank está ejecutando las acciones pertinentes para que la Superintendencia de Sociedades haga la entrega de los inmuebles a sus propietarios.

¿Por qué no ha se ha dado la entrega? La Superintendencia de Sociedades considera que Colbank recibió los 23.000 millones de pesos y por lo tanto esos inmuebles le pertenecen a las víctimas de DMG. Colbank, por su parte, argumenta que las promesas no suplen las escrituras y que no hicieron negocio con DMG, sino con Gutiérrez y Valencia. Colbank ha dicho nuevamente que está dispuesto a devolver los 23.000 millones de pesos a DMG, eso sí, sin intereses.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.