economía
5:10 am - 19 de Diciembre de 2017

“El próximo gobierno no debe subir impuestos”: minhacienda analizó panorama económico de Colombia

Por: 
Noticiascaracol.com

Mauricio Cárdenas afirmó que se tienen herramientas para mejorar la recaudación, opinó sobre la calificación de Standard and Poor’s y respondió a Vargas Lleras.

Sol Suárez: empecemos como acaba este 2017 y es la calificación que da Standard and Poor’s a Colombia, ¿qué significa esto para el país?

Mauricio Cárdenas: el panorama para Standard and Poor’s, especialmente en lo que resta de esta década, es que Colombia va a tener que hacer muchos esfuerzos para seguir reduciendo el déficit fiscal y ahí es donde tienen discrepancias con nuestra visión. Nosotros hemos dicho: Colombia es un país confiable, predecible. Es un país que, sí está entrando en un proceso electoral, pero ha mantenido una tradición de muchos gobiernos de hacer las cosas bien.

SS: Entonces, ¿qué pasó con la reforma tributaria? ¿No la hicimos precisamente para evitar esta calificación?

MC: Yo les hice exactamente la misma pregunta, les dije: pero hicimos tanto, todo este esfuerzo, subir el IVA, subir las tasas de interés para volver a bajar la inflación, cosa que efectivamente se logró. Ellos dicen: si no se hubiera hecho todo eso Colombia habría perdido no solo la calificación, sino, peor aún, el grado de inversión.  

SS: ¿Está de acuerdo con que se sigan bajando en una forma muy rápida las tasas de interés para poder mejorar esa calificación?

MC: Es que, si bien ha bajado la tasa de interés del Banco de la República, los bancos comerciales no le han bajado suficientemente a la tasa de interés a los hogares, a los créditos de consumo, a las tarjetas de crédito. Esa es nuestra pelea. Asegurarnos que irrigue más la reducción de tasas de interés del Banco de la República.

SS: ¿No cree que se hubiera podido tomar las decisiones de bajar las tasas mucho antes?   

MC: Le dimos prioridad a bajar la inflación, yo creo que para todos los colombianos lo más importante es proteger el bolsillo.  Una inflación del 7%, 8%, casi 9% que llegó a estar no le sirve a nadie. Y sobre todo le perjudica enormemente la situación económica a los colombianos más necesitados.

SS: En 2018, si llega el nuevo presidente y le dice que no va a subir impuestos, ¿usted le creería?

MC: Yo creo que sí, yo creo que no hay que subir impuestos. Estoy muy convencido que la reforma tributaria pasada le da a la DIAN unas herramientas que le pueden ayudar muchísimo a mejorar la administración y gestión tributaria, reducir la evasión.

SS: Germán Vargas Lleras, en su momento, tuvo una discusión con usted porque él aseguraba que usted no le desembolsaba los recursos necesarios para la infraestructura, ¿qué opinión tiene ahora frente a eso?

MC: Ahora dice que gastamos mucho, lo cual es contradictorio. Le dimos mucha importancia a los sectores de infraestructura que lideraba cuando era vicepresidente de la República.

SS: Frente a la venta de Isagen, no me conteste dónde está la plata sino por qué los colombianos no la sienten.

MC: Son 32 proyectos que terminarán en el 2022. Todos estos proyectos se terminarán en el próximo gobierno. Y, el día que se terminen, ojalá se reconozca ‘aquí está la plata de Isagen’.

SS: Sobre el aumento del IVA, ¿cómo decirles a los colombianos que confíen en esta medida?

MC: Si no hubiéramos tenido la plata del IVA, estratos 1 y 2 no habían podido tener los subsidios todo el año. Toda la plata del IVA está invertida en cohesión social de Colombia (…) Naturalmente el aumento del IVA afecta la capacidad adquisitiva, nos frenó el consumo. (…) Si no hubiéramos hecho el aumento del IVA, seguramente la economía habría caído mucho más.

SS: Hablando de Reficar, la Contraloría dio un plazo para llamarlo a entregar sus argumentos sobre este escándalo, ¿lo hizo?

MC: Sí, claro, yo cumplí con todas las obligaciones. Esa versión la rendí hace varios meses y el mensaje central ahí es que ese proyecto empezó a tener unos sobrecostos y el gran dilema, el gran debate al interior de una junta directiva era si suspender el proyecto, pararlo, o seguir adelante. Ahí la preferencia fue seguir adelante por muchas razones, entre ellas, por unas que tienen que ver con la economía, por la necesidad de contar en el país con esa refinería. No quiere decir que a cualquier costo ni bajo cualquier condición sino siempre diciendo hay que terminarlo y que sigan las investigaciones para sancionar a quienes pudieron haber generado casos de mal manejo de los recursos e incluyendo, por su puesto, corrupción.

Ver Comentarios

d