Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Impuesto a bebidas azucaradas y alimentos procesados haría desaparecer 250.000 tiendas, dice Fenalco

Comerciantes aseguran que el encarecimiento de estos productos no solo afecta a la gente con menos ingresos, sino también a pequeños y medianos comerciantes y a sectores del agro.

Impuesto a bebidas azucaradas y alimentos procesados haría desaparecer 250.000 tiendas, dice Fenalco

La reforma tributaria presentada por el gobierno del presidente Gustavo Petro no deja de levantar ampolla. Fenalco alertó sobre la posible desaparición de 250 mil tiendas por el encarecimiento de varios productos debido al impuesto a bebidas azucaradas y alimentos procesados.

Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, explicó su argumento: “Fenaltiendas hizo un estudio sobre el impacto de la reforma tributaria en rubros de bebidas azucaradas y alimentos procesados y los empaques de un solo uso. Se encontró que el decrecimiento en las ventas es del 25%. Estos alimentos y bebidas representan mejor porcentaje de ventas y utilidad de las tiendas”.

Publicidad

“De llevarse a cabo este impuesto no solo los tenderos tendrían el impacto, que pondría en riesgo a las tiendas, sino también los proveedores, muchos de ellos pequeños y medianos. También los proveedores de las materias primas que vienen del campo tendrían un impacto muy fuerte. Hemos hecho un llamado a los congresistas porque sería un error aprobar este impuesto en la reforma tributaria”, agregó el líder gremial.

Sobre los impuestos a los empaques de un solo uso, Cabal indicó que afectan de dos maneras al sector rural. “Estas materias primas vienen envueltas en plástico, pues sería difícil un bulto de papas en papel, no resistiría, y otros materiales sería muy costoso. Y por el lado del alimento procesado, como los snacks, al tener ese impuesto pues habría menos demanda, meno consumo”.

Al explicar que por ejemplo un combo muy usado en los sectores de menos ingresos -bebida azucarada, un paquete y un ponquecito- pasaría de $4.500 a $5.200, Jaime Alberto Cabal señaló que el incremento tendría un impacto inflacionario.

“Cuando se quieren cambiar hábitos de consumo no se deben hacer a puntas de impuesto. Nuestra recomendación es crear fondos, del presupuesto nacional, para pedagogía y sensibilización, pero también hay que darle la oportunidad del desarrollo de esos alimentos sustitutos. Muchas de esas empresas son pequeñas y medianas y eso lleva tiempo, recursos, trabajo”, dijo.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.