Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Prepare el bolsillo: la ropa en diciembre podría salirle más costosa

El incremento de los costos logísticos, de transporte y los insumos obligaría a los confeccionistas a subir el precio final de las prendas de vestir.

Prepare el bolsillo: la ropa en diciembre podría salirle más costosa
Prepare el bolsillo: la ropa en diciembre podría salirle más costosa

Colombia no se libra de la crisis mundial de contenedores. El precio de los fletes sube un 250% y el desabastecimiento de las materias primas pone en aprietos a los confeccionistas.

Guillermo Elías Criado, gerente general Comercial de Telas Patprimo, indica que existe un clima de incertidumbre. Antes de la pandemia un contenedor de 40 pies, proveniente de Asia, costaba entre 2.000 y 3.000 dólares, hoy en día esta cifra puede llegar a los 20.000 dólares.

Para Camilo Rodríguez, director de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines, algunos lugares de Colombia ya cuentan con desabastecimiento de materias primas. La escasez y el alto costo para traer los insumos al país no les permiten tener precios decentes para el consumidor.

El algodón

Los hilos son la base de la confección, pero Colombia es insuficiente en su producción. El 92% de esta materia prima se trae de diferentes países.

algodón orígenes importaciones
Fuente: Observatorio Sistema Moda. Raddar, Inexmoda, Sectorial.

El sector ha reiterado el llamado al Gobierno nacional para disminuir el arancel de los hilos, en el que más de 65 subpartidas se encuentran con el 10% de arancel, al igual que la tela. Lo que ocasiona, según ellos, que el eslabón de la producción pierda sentido.

Publicidad

“Las políticas insuficientes de los gobiernos de turno en los últimos años frente al agro y la industria manufacturera han llevado a la destrucción alarmante de más del 88% de la siembra de cultivos de algodón en todo el territorio nacional. Los beneficios irrestrictos para la importación con prendas de vestir de países de oriente, contrario a lo que justifican los importadores, no beneficiaron al consumidor nacional, sino que por el contrario desincentivan el agro, la industria y perjudicarán a cerca del 35% el bolsillo de los consumidores en un momento que pudo ser clave para el país a nivel mundial”, indica la Cámara Colombiana de la Confección y Afines.

Pero la respuesta del Gobierno nacional es otra: “Eso es falso, no fueron las políticas insuficientes de los gobiernos. La fibra de algodón cayó a precios que hacían que el cultivo no fuera rentable. A raíz de eso se redujeron las hectáreas porque dejó de ser rentable para los productores. En este momento la fibra de algodón vuelve a ser rentable, tiene precios superiores a los 9 millones de pesos y las áreas van creciendo año tras año. Este año llevamos 3 mil hectáreas más que el año pasado”, señala el viceministro de Asuntos Agropecuarios del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Gonzalo Botero Botero.

Propuestas

Fenalco propone que en un año se eliminen los aranceles para materias primas y para los productos terminados, reducir el impuesto al 5%, pero el sector textil y los analistas económicos rechazan la idea.

“La crisis de las cadenas globales de suministros sí están teniendo un impacto en la inflación y hay consecuencias en Colombia, pero cualquier solución debe abordarse con mucha precaución porque justamente la población más afectada es la que no ha logrado recuperar sus puestos de trabajo después de la pandemia y un sector especialmente afectado por esta situación es el de la industria textil y la confección. Así que una política para resolver esta crisis de cadenas globales de suministro implicaría en el caso colombiano estimular y proteger sectores nacionales de producción de este sector que sean capaces de absorber fuerza de trabajo local”, comenta Mario Valencia, analista económico, docente de la Universidad Nacional y del Cesa.

Por otro lado, el empresario Guillermo Criado dice: “Esperamos que lo que vaya a bajar sean los insumos, como los hilos, y no las prendas de vestir porque le harían un daño gravísimo a la industria nacional”. Estos representan millón y medio de empleos y, según indica el empresario, afectaría a más de 70.000 empresas a nivel nacional.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.