Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

¿Quiere hacer un uso inteligente de las tarjetas de crédito? Siga estos consejos

Las cuotas deben depender de la capacidad de pago mensual y la vida útil del producto. También piense con cuidado a la hora de los avances.

Según los expertos, la primera decisión inteligente es tener pocas tarjetas de crédito. Lo ideal sería tener dos tarjetas, de diferente franquicia, para acceder a los beneficios que cada una tiene.

Esos beneficios son por ejemplo descuentos, seguros, acumulación de millas o de puntos.

El cupo de sus tarjetas de crédito no debería superar dos veces su salario mensual y el pago mensual de sus tarjetas y demás obligaciones financieras no debe comprometer la mayoría de sus ingresos.

“Se habla de 30% y ahí estamos hablando de créditos de consumo, libranzas, y las mismas tarjetas de crédito”, explica Andrés Felipe Rojas, vicepresidente de Asobancaria.

Si usted es novato en el manejo de las tarjetas de crédito, destínelas solo a compras de productos de precio alto y larga duración, como un electrodoméstico o pagarse unas vacaciones y cuando ya tenga experiencia y disciplina financiera, podría usarla para compras más cotidianas.

Publicidad

“Nosotros recomendamos el uso de la tarjeta débito para esos bienes o servicios diarios”, explica Alejandro Ramírez, director de medios de pago de BBVA.

¿A cuántas cuotas diferir sus compras?

Eso depende por un lado de su capacidad de pago mensual, pero también tenga en cuenta la vida útil del articulo adquirido. Por ejemplo, un gasto de peluquería, a una sola cuota; zapatos o vestuario, entre 6 y 12 cuotas mensuales; un celular o un computador, entre 12 y 24 meses; electrodomésticos y muebles, entre 24 y 36 meses.

Ahora bien, las compras diferidas a una sola cuota no generan pago de intereses y en cambio sí le generan puntos, millas u otros beneficios. Por eso es válido pagar con tarjeta de crédito el mercado, una cena o un cine, pero siendo consciente de que el pago total le llegara en su próximo extracto.

“Hay que tener un control juicioso de esos gastos para que no llegue a fin de mes y se gaste más de lo que le va a llegar por salario”, explica el vicepresidente de Asobancaria.

Y piénselo dos veces antes de hacer un avance en efectivo. El avance es más costoso que una compra, el 100% de los avances tienen tasa de interés.

Publicidad

También porque mucho avance en efectivo demuestra que se está en problemas financieros.

“Por lo tanto, a la hora de pedir un crédito eso va a afectar la otorgación de este”, dice Rojas.

Algunas tarjetas de crédito ofrecidas por almacenes de cadena tienen aceptación en menos lugares.

Pídala solo si ve que los descuentos obtenidos compensan la cuota de manejo que paga.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.