Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Roberto Moreno

Presidente y CEO del Grupo Amarilo. Aunque nació en Estados Unidos, se crio en Bogotá y estableció vínculos muy fuertes con nuestro país. Estudió Ingeniería Industrial y Economía en la Universidad de la Florida. Junto a Enrique Mazuera, fundó la que se convertiría luego en la constructora Amarilo.

¿En cifras, cómo se veía el año al principio y cómo se enfrentó la pandemia del coronavirus ?

“Para darles cifras, el año pasado empieza la recuperación, llegando en febrero a 17.600 viviendas comercializadas, luego en marzo 9.900 y en abril 5.900.

En mayo empezó la recuperación con 8.900 y en septiembre se lograron 18.400, muy cerca de lo que se había vendido en enero y más o menos un 9 o 10 % por encima de septiembre de 2019. Fue como una V”.

Hablar de V es que se toca un piso y hay una recuperación. ¿Cómo afecta el sector del empleo?

“Nuestro sector emplea más o menos 1,5 millón de personas, de las cuales 800 mil son personal de obra.

En marzo teníamos en actividad 3.200 obras en el país y luego vino la reactivación y se hizo un trabajo muy rigoroso con los ministerios de Salud, Trabajo y de Vivienda para elaborar protocolos.

Publicidad

Fuimos uno de los primeros sectores que se reactivó y empezamos a reiniciar actividades en abril y a finales de junio ya estábamos nuevamente retomando.

Fue un jalonamiento muy importante, pues la construcción afecta 32 sectores de la economía y 52 subsectores. Tenemos un impacto muy positivo en la reactivación de la economía y el empleo”.

El jalonazo en la economía por parte de la construcción ha sido muy importante. ¿Qué ayudas del Gobierno les ha tocado?

“Muy importantes las medidas que ha tomado el Gobierno. Veníamos con un programa importante que es Mi casa ya. En este gobierno sacaron una medida en la pandemia que fueron 100 mil subsidios más a la vivienda VIS y prioritaria, y subsidios a la vivienda no VIS, de la clase media.

Esto último es muy positivo porque esas viviendas tienen mayor valor agregado, alfombras, cocinas más grandes y mejores terminados, lo cual es vital para la reactivación”.

Publicidad


¿Qué se ve hacia el futuro? ¿Hay modificaciones en cuanto a materia de construcción y diseño?

“Miremos a marzo, nos fuimos todos para la casa, sin saber qué estaba pasando. Uno la vida la vive en tres espacios: la casa y la familia, el trabajo y los compañeros de trabajo, y el esparcimiento con los amigos.

Los tres espacios se unieron en uno solo, que es la vivienda.

Los dos espacios de trabajo y vivienda sí van a seguir. Vemos que hacia el futuro el trabajo flexible va a continuar. Las herramientas tecnológicas se anticiparon y nos trajeron una forma diferente de trabajar”.

La tecnología ha sido fundamental también para la construcción y la vivienda.

“En el tema de la tecnología nos anticipamos unos años. Hace unos años venimos trabajando con un sistema de trabajo que se llama PIN, en el que cada uno trabaja desde su casa y hay menos reprocesos.

Publicidad

A una familia que quiere comprar una vivienda se le hace un recorrido virtual. Si alguien pasó por un proyecto y le gustó puede hacer todo su proceso virtual”.

¿Cómo vamos a cerrar el año?

“En vivienda de interés social vamos a estar por encima del año pasado. Y el no VIS va a ser muy positivo para la industria. Lo que está vendido se está construyendo nuevamente. Las preventas van a generar actividad y mano de obra”.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Otros personajes

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO