240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Jóvenes de Cali: una generación que reclama sus derechos y alza la voz con dignidad

Líderes sociales y estudiantiles de la capital del Valle contaron cómo ha sido la transformación de las protestas multitudinarias a la participación en política.

Jóvenes y una nueva sociedad

Los jóvenes en Colombia se están tomando en serio la política.

“Los jóvenes antes eran muy apáticos a estos temas. Normalmente era difícil ver a un joven, como lo hemos visto en los últimos meses, hablando de política, encontrándose en la esquina, en un parque hablando de democracia, de tertulias democráticas”, dice el líder social Andrés Valencia.

Publicidad

Luego de alzar su voz en las calles, hoy se reconocen como actores de una democracia.

“Es asumir ese rol nuevo, porque nos hemos preguntado ¿qué carajos hicimos en el paro nacional? Hemos abierto la puerta al cambio, hemos abierto una puerta a una nueva Colombia que se refleja en nuestros sueños y metas”, agrega Valencia.

Publicidad

Cali es un ejemplo de lo que está pasando en Colombia con los jóvenes. Lugares como la tradicional Plaza de Caycedo, un salón en el centro de Cali o una casa comunal en el oriente de la ciudad pueden ser el escenario propicio para un debate político juvenil.

Publicidad

NC: ¿Qué quieren hacer los jóvenes en Cali con la política?

Andrés Valencia: “Garantizar espacios de real participación y que el imaginario de la práctica política mal habida que hay en Colombia cambie con esos nuevos liderazgos, con esas nuevas culturas, porque va más arraigado en la cultura que nos han vendido en el país, que la política es mala y han tenido apático a mucha juventud cuando esa es la puerta para nosotros y eso es democracia”.

Publicidad

Julián Andrés Quintero: “Los jóvenes quieren un cambio político donde ellos sean los protagonistas, donde ellos sean escuchados, donde se legisle y se les tenga en cuenta, donde los presupuestos lleguen a los territorios, ahí es donde hay que llegar y la participación es efectiva. No podemos seguir hablando de un discurso cuando la realidad de los jóvenes sigue siendo la misma, cuando los índices de desempleo, la falta de oportunidades educativas, en este país es más fácil ir como hombre a prestar servicio militar que entrar a la universidad”.

Los colectivos juveniles no solo están organizando sus ideas en política, también están tomando acciones en busca de un relevo generacional y el despertar democrático para construir un mejor país .

Publicidad

“Generando conciencia, que inscriban la cédula, salgamos a participar, participemos en debates, que le conozcamos el recorrido político a los congresistas, a los candidatos, de que incidamos en los presupuestos”, dice Quintero.

“Yo creo que nosotros hoy podemos generar un ambiente en el país de conciencia, para mandarle el mensaje a todo el Congreso de la República. Les digan a esos representantes a la Cámara y a esos senadores que pilas, que los estamos viendo”, dice Alfredo Mondragón, otro líder social.

Publicidad

Pero no es sólo hacer veeduría ciudadana, asumir el reto de la participación política y construir un movimiento nacional juvenil se ha convertido en un desafío de cara a los Consejos Municipales de Juventud.

“Los Consejos Municipales de Juventudes son la prueba piloto para que los jóvenes hagamos política, venimos de una generación donde no hablamos de política y de temas difíciles, entonces que seamos nosotros los que tenemos que hablar de política, tenemos que hablar de temas difíciles y tenemos que entrar a participar, pasemos al otro lado”, agrega Quintero.

Publicidad

“Colombia tiene una política pública de juventudes que, aunque pensaron que no la ibamos a leer toda porque éramos jóvenes, ahí faltan unos presupuestos que le vamos a exigir también al Estado que estén, pero esa política tiene muchas posibilidades de que los jóvenes digamos cómo queremos la política, cómo queremos las acciones, cómo queremos los proyectos, las propuestas”, explica Diana Duque, psicóloga del Colectivo Juvenil Orientados.

Son jóvenes caleños y aunque ahora se reúnen para hablar de política, no dejan de lado la alegría que los caracteriza. Transformaron el baile, la música y el arte en su herramienta de campaña.

Publicidad

Haber sido protagonistas del estallido social sentó un precedente y sembró una semilla de cambio; desde la popularidad de sus barrios, los jóvenes están posicionando agendas muy contundentes frente al funcionamiento de las instituciones.

Así lo explica Alfredo Mondragón: “Este ha sido uno de los puntos epicentro de las actividades de pedagogía social, aquí hemos venido a hablar, por ejemplo, que la gente sepa qué contenía la aprobada reforma tributaria, la que recientemente acabaron de aprobar. También han hablado sobre el presupuesto nacional, porque este es un punto donde hay muchos jóvenes universitarios de sectores populares que quieren saber cómo queda el presupuesto para la universidad pública en Colombia y para el SENA”.

Publicidad

¿Cómo los jóvenes van a aportar para levantar nuevamente a Cali como la sucursal del cielo?

“Cali se reconoce por ser una ciudad cívica, es volver a lo cívico, a la confianza de la sociedad civil, Cali más que ser sucursal del cielo, es un territorio que es diverso y que hoy por hoy tiene la connotación de ser la capital del Pacífico colombiano por su población tan grande de afrodescendientes y además víctimas del conflicto que se encuentran aquí viviendo, que han sido los que han puesto la cara cultural, ancestral, tradicional de reivindicar los territorios”, puntualiza Valencia.

Publicidad

Decididos, con propuestas claras y argumentos firmes, los jóvenes transforman su incidencia política, quieren traducir sus acciones en políticas públicas incluyentes, que integren la diversidad de una generación que reclama sus derechos y alza su voz con dignidad.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.