Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Una economía que el coronavirus dejó en cuidados intensivos

Grandes empresas y pequeños comerciantes sufrieron el embate de la pandemia, que causó la pérdida de billones de pesos y miles de empleos. Expertos opinan cómo podrá recuperarse Colombia de una situación nunca antes vista en la historia.

ECONOMIA COLOMBIANA.jpg

“Pues yo voy a cumplir unos 30 años de experiencia en el sector y nunca había visto algo así”: Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol.

“Antes de que llegara el coronavirus nosotros despinchábamos más o menos 60 o 70 llantas. Y después de que llegó el coronavirus despinchábamos más o menos unas 10 llantas”: Andrés Montoya, empleado de un montallantas.

“No se me pasó por la mente que una situación de estas llegara a nuestro país e hiciera lo que hizo”, Juan Guillermo Sánchez, gerente de estaciones de servicio Bazar.

“Mi mayor preocupación fue perder mi trabajo, puesto que soy una madre cabeza de familia, tengo una hija que depende de mí y mi madre también”: Soley Suárez, empleada.

“Es una crisis extremadamente grave, la más grave que hemos tenido en la historia mundial”: Luis Carranza, presidente ejecutivo de CAF.

El 2020 quería parecerse a los años anteriores. Las playas, colegios, hoteles, aeropuertos y el tráfico de las ciudades reflejaban el movimiento de la economía que, con los problemas de siempre, crecía entre el 3% y el 5%. Inclusive más que nuestros vecinos.

Publicidad

Así arrancaba el año para Juan Guillermo Sánchez, quien administra un negocio familiar de 4 estaciones de gasolina donde trabajan 70 personas en Bogotá.

Y así arrancaba para Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol, la empresa más grande de Colombia, que en un año normal le puede aportar al país 40 billones de pesos.

“El año empezó bastante bien. De hecho nosotros teníamos un presupuesto de inversiones de hasta 5.500 millones de dólares y habíamos hecho el presupuesto de la compañía a 57 dólares por barril Brent”, señala Bayón.

Pero en marzo llegó el coronavirus y todo cambió. Llegó la cuarentena, la economía se vino al piso con una contracción del 20% en abril.

La economía entró a cuidados intensivos.

La planta Mansilla de Ecopetrol, ubicada en Facatativá, Cundinamarca, está encargada de recibir el combustible de Barrancabermeja y repartirlo a las estaciones del país, los empleados de Ecopetrol fueron testigos de cómo se apagaron muchos motores de la economía.

Publicidad

Así lo explica Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol.

“Este es el centro integrado de operaciones de todo el sistema de transporte de crudos y de productos del grupo Ecopetrol. Imaginémonos que es como la torre de control de todos esos sistemas de transporte para país”, dice.

¿Y ustedes aquí qué pudieron ver en los momentos más críticos por la pandemia?

“Durante los meses más difíciles, en particular abril y mayo, caímos de un volumen normal de ventas en gasolina, diésel y jet de 300 mil barriles a alrededor de 100 mil barriles”, apunta.

Lo mismo dice, desde la otra orilla de la distribución, Juan Guillermo Sánchez.

“En nuestra organización atendíamos diariamente aproximadamente entre 4.000 y 4.200 vehículos. Durante la época de la pandemia llegamos a atender 700 vehículos diarios”.

Publicidad

Por ese coma inducido para contener la propagación, todo se volvió histórico: la caída de la economía, 5 millones de nuevos desempleados, miles de empresas destruidas.

No eran necesarias las cifras, bastaba con asomarnos a la ventana para entender que estábamos en la peor crisis económica de nuestras vidas.

Sin más opciones, los hogares llegaron al límite.

“Un poco más de 5 millones de personas dejaron de comer tres comidas al día, el año pasado, a comer solo dos comidas al día”, revela Juan Daniel Oviedo, director del DANE.

Para Anif, los trabajadores han perdido ingresos por más de 26 billones de pesos y según Fedesarrollo retrocedimos una década en pobreza y cinco años de crecimiento económico.

“Podría implicar que 3,1 millones de hogares adicionales entrarían a condiciones de pobreza”, dice Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo.

Publicidad

La contracción económica del segundo trimestre fue del 15,8%; la mayor caída de todos los tiempos. Y aunque empezó la reapertura gradual, el taxímetro seguía corriendo, dejando un saldo negativo difícil de recuperar.

¿Cuáles fueron las pérdidas para su sector durante los más de cinco meses de cuarentena?

“Son 2.280.000 puestos de trabajo perdidos, que significan el 56 % del total de los puestos de trabajo de la economía colombiana. Y las pérdidas totales que arrojó la falta de actividad y ese costo de oportunidad fue de aproximadamente 58 billones de pesos en el sector del comercio”, sostiene Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco.

“Durante estos meses la hotelería perdió 6 billones de pesos, 1,2 billones por cada mes; 34.600 empleos se perdieron. La ocupación estuvo por debajo del 2%; así que la situación fue bastante dramática”, señala Gustavo Toro, presidente de Cotelco.

“Estimamos que tuvimos unas pérdidas de 3 billones de pesos hasta el mes de agosto”: Paula Cortés, presidenta de Anato.

“Las pérdidas se estiman en 3,6 billones de pesos. Esto se tradujo en una pérdida de 320.000 empleos directos en el país”: Guillermo Gómez, presidente de Acodres.

Publicidad

“Son cerca de 1,2 billones de pesos en pérdidas durante todo este tiempo de cuarentena. Afortunadamente hasta la fecha no se ha cerrado ninguna empresa de transporte intermunicipal de pasajeros”: José Yesid Rodríguez, presidente de Aditt.

“De los 41.000 locales que les refería, cerca de 5.300 cerraron sus puertas durante estos cinco meses”, Carlos Betancourt, presidente de Acecolombia.

La manufactura, la construcción, los combustibles; todos los sectores sufrieron.

“El momento más difícil después de que empieza esta pandemia es cuando empiezan a decretar los ciclos de 14 días que el gobierno empezaba a proyectar tres o cuatro o cinco días antes, y donde no había circulación vehicular", asegura, el gerente de estaciones de servicio Bazar.

Algo más también tocó a Ecopetrol. “Es difícil cuando tenemos alguna persona de la compañía enferma, hemos tenido algunos empleados que han fallecido a causa del COVID , y yo creo que esos momentos son los más duros. También fue duro desde el punto de vista de desempeño cuando vimos los precios negativos en abril”, dice Bayón.

Con ese bajonazo del petróleo se fueron gran parte de los ingresos de la nación.

Publicidad

“Esto se traduce necesariamente en unas pérdidas alrededor de 3 billones de pesos para las regalías, y el efecto fiscal lo vamos a ver el próximo año dependiendo de cómo termine la producción a diciembre 31. Los recursos que dejará de recibir el Gobierno nacional el próximo año se estiman alrededor de 10 y 12 billones de pesos”, se lamenta Francisco José Lloreda, presidente de la ACP.

Aunque el Gobierno dice que se están destinando más de 110 billones de pesos para atender la crisis económica ayudando a personas y empresas, muchos consideran que es insuficiente. Piden un esfuerzo mayor.

Esto explica Julio Roberto Gómez, presidente de la CGT: “Que cuanto antes dispongamos de las reservas internacionales para los efectos de tener los recursos necesarios para salvar la pequeña y mediana empresa”.

Con tantas necesidades y menos recursos, el Gobierno está pidiendo préstamos inclusive al Fondo Monetario Internacional, pero la casa hay que ponerla en orden, hay que reanimar la economía, recuperar los ingresos, el empleo y pagar las históricas deudas adquiridas durante la pandemia para evitar una rebaja en la calificación crediticia.

“Yo puedo decir que hay un 50% de probabilidad de perder el grado de inversión”, asume Richard Francis, de la calificadora Fitch Ratings.

¿Qué se debe hacer para recuperar la economía, para recuperar todo lo perdido?

Publicidad

“Yo he venido hablando ya desde hace algún tiempo de un beneficio que podría ser de unos $500.000 por familia, para aquellos hogares que no tengan alguien por lo menos que gane un salario mínimo” , plantea el economista José Antonio Ocampo.

Esto opina Luis Carranza, presidente ejecutivo de CAF: “Colombia ha tenido un esfuerzo importante en términos fiscales para impulsar el gasto de infraestructura y debe continuar. No solamente por el tema de recuperación económica, que tienen un impacto positivo sobre el empleo y el sector construcción, sino porque apunta a reducir las brechas de infraestructura que son uno de los principales causantes de la menor productividad que tiene América Latina”.

La contracción económica del tercer trimestre fue del 9%, mejorando frente al segundo trimestre, mientras algunos expertos coinciden en que se necesitan reformas, que serían muy polémicas, para lograr una plena recuperación.

“Las reformas tributaria y pensional se reconocen importantes en Colombia desde hace tiempo, y de alguna manera también adquieren mayor importancia en una coyuntura que requiere prácticamente reformular el país” , así piensa Marcela Eslava, decana de Economía de la Universidad de los Andes”.

Para Juan Carlos Echeverry, “la reforma más importante es la del gasto público, antes que la tributaria, antes que la pensional, antes que la laboral. El Gobierno es un pésimo gastador, no sabe en qué gasta, no sabe cuánto compra ni qué compra y es muy ineficiente, y nos hacen pagar muchos impuestos y endeudarnos en un inmenso valor para pagar gastos ineficientes”.

Luego de este inventario de pérdidas económicas, de momentos tan difíciles, Juan Guillermo seguirá apostándole al país, seguirá vendiendo combustibles, intentando recuperar los empleos que tuvo que suspender.

Publicidad

“Y la economía del país se reactiva, para mí, con unos créditos a largo plazo supremamente blandos, en donde la mayoría de las personas tengamos acceso ya sea a nivel personal, a nivel empresarial, pero no con preferencias”, dice.

Y aunque Ecopetrol tuvo que apretarse el cinturón ajustando su presupuesto, seguirá haciendo lo propio, garantizando el suministro de combustibles, la autosuficiencia energética de Colombia y las inversiones.

“En los próximos tres años entre 11 mil y 13 mil millones de dólares. El 80% de esa inversión se hará en Colombia”, indica el presidente de la estatal petrolera.

Recuperar lo que la pandemia se llevó está en manos del autocuidado, de la ciencia y de acuerdos en la sociedad para que las reformas logren sacarnos de este abismo económico.

Otras noticias:

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.