show caracol
7:08 pm - 16 de Julio de 2018

Cynthia Nixon, la actriz de 'Sex and the City' que está cerca de ser gobernadora de Nueva York

Por: 
Noticiascaracol.com / AFP

Con tendencias de izquierda, la artista se enfrentará al mandatario actual del estado en las elecciones primarias del partido demócrata.

¿Puede una actriz sin experiencia política cabalgar la ola antisistema que agita al partido Demócrata? La exestrella de "Sex and the City" Cynthia Nixon así lo cree: reunió las firmas necesarias para desafiar a Andrew Cuomo, el demócrata que gobierna Nueva York desde hace ocho años.

Con 65.000 firmas de apoyo -necesitaba 15.000- la galardonada actriz de teatro y televisión, y activista en educación y derechos de los gays, enfrentará al gobernador actual en las primarias demócratas, previstas el 13 de septiembre, antes de las elecciones del 6 de noviembre.

Los últimos sondeos, de mediados de junio, le dan pocas posibilidades a esta mujer abiertamente bisexual -estuvo casada con un hombre antes de casarse con una mujer en 2012- de convertirse en la primera gobernadora del estado de Nueva York, feudo demócrata.

Según el Siena College, Andrew Cuomo, de 60 años, y citado como un posible contendiente de las presidenciales de 2020, aventajaba con 35 puntos a Nixon, de 52 años.

Pero eso fue antes del mini temblor político que sacudió al partido Demócrata a finales de junio, cuando una joven neoyorquina de 28 años, de madre puertorriqueña, hasta entonces casi desconocida y levantando la etiqueta "socialista", derrotó a un barón del partido, Jow Crowley, en una primaria para las elecciones legislativas de noviembre.

La victoria de Alexandria Ocasio-Cortez, encarnación de una nueva ola de demócratas animados a llevar la pelea contra Donald Trump pero también a denunciar la complicidad de la élite del partido con Wall Street, al estilo de Bernie Sanders, ha venido a reforzar la crisis de identidad del partido.

Muchos dirigentes temen que un viraje a la izquierda repela a electores moderados y los prive de la posibilidad de retomar la mayoría en el Congreso en noviembre y de derrotar a Trump en 2020.

"Hoy, en todo Nueva York, la gente quiere cambio. Estamos cansados de demócratas centristas y corporativos que toman dinero de gente como Donald Trump", dijo el jueves Nixon, que por seis años interpretó a la ambiciosa abogada Miranda en "Sex and the City".

Aspirante "socialista"

La elección de Ocasio-Cortez "reveló mis chances, reveló una oportunidad", dijo Nixon a AFP esta semana. Mostró que los "neoyorquinos saben diferenciar de un verdadero demócrata progresista y un demócrata centrista cercano al mundo de los negocios", añadió.

Nixon se define como "socialista" y hace campaña a favor de la igualdad económica, pidiendo mejores escuelas públicas, más asistencia para viviendas y protecciones a la salud de las mujeres.

Por mucho tiempo su militancia se limitó a la enseñanza pública y los derechos de los homosexuales.

Actualmente, esta madre de tres se erige como defensora de los electores pobres, negros e hispanos, abandonados según ella por los demócratas, impulsa la legalización de la marihuana y una modernización del metro neoyorquino.

También hizo aparición en las últimas semanas en el debate crucial sobre inmigración, lanzando una petición para abolir la agencia de inmigración y aduanas ICE, tras el escándalo por la separación de familias de migrantes indocumentados en la frontera con México.

Para ilustrar su rechazo a las grandes corporaciones, hace campaña a través de las redes sociales y muchas pequeñas contribuciones financieras. Repite que Cuomo abandonó la base del partido y está comprometido por aceptar dinero de millonarios -incluido Trump antes de ser presidente- para financiar sus campañas.

Es un estilo de política que luce atractiva para los jóvenes urbanos liberales, desilusionados con la élite de su partido, y enfrentados a montañas de deuda estudiantil y a la incertidumbre sobre el sistema de salud.

Esta actriz ganadora de dos Tony, un Grammy y un Emmy no se deja amilanar por las encuestas, y cita el caso de Ocasio-Cortez y de Trump como dos ejemplos recientes de victorias sorpresivas en las urnas.

"Hay un descontento con nuestro sistema electoral roto, la gente sale del bosque para reclamar un cambio como nunca lo había visto antes", dijo.

Su ambición divide a los demócratas del estado de Nueva York. Tiene el apoyo tácito del alcalde Bill de Blasio, enemigo del gobernador, y de varias organizaciones del ala izquierdista del partido.

Cuomo, que ha tenido giros a la izquierda al acordar aumentar el salario mínimo, dispone de unos 30 millones de dólares para la campaña y conserva el respaldo de pesos pesados como Hillary Clinton.

Pero parece consciente del peligro.En las últimas semanas el gobernador se mostró más agresivo que nunca ante el gobierno de Trump sobre los derechos de los migrantes, la igualdad de género o el aborto.

Ver Comentarios

d