Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

La historia de Aníbal Velásquez, el ‘rey de la guaracha’

anibal-velasquez-el-rey-de-la-guaracha1.jpg

Es uno de los principales representantes de la música colombiana. A sus 83 años asegura tener un deseo: vivir hasta los 180.
Los pitos y bajos del acordeón agonizan en medio de la agilidad de Aníbal Velásquez, o cariñosamente conocido como el ‘mago del acordeón’.
Solo se ven los destellos del oro, luce prendas y sombrero de ala ancha; es el rey de la guaracha.
‘Guaracha en España’ fue según expertos la interpretación revolucionaria de la música en acordeón, nunca antes se había grabado en menor, ni tan rápido.
El estilo que lleva el mismo nombre del género cubano nada tiene que ver con el son de las Antillas, nació en Barranquilla de manos de un joven que se destacaba por sus vallenatos.
“Yo había sacado un disco que se llama hace tiempo. Eso fue por la primera novia que tuve yo, que se me fue para Bogotá”, cuenta Aníbal.
Pero aquel joven prodigio tenía claro que el éxito dependía del cambio y la revolución estaba en casa.
“Vi a José que estaba forrando la caja, él fue el que inventó el parche de la caja y comenzó ta qui ti ta, qui ti ta, entonces me llegó una idea, un poquito más rápido, ahí fue donde nació la vaina de la guaracha”, recuerda.
‘Guaracha en España’ lo sacó al ruedo y no hubo contendor, la fórmula de los Velásquez, Aníbal y José, mandaba la parada en las fiestas del Caribe.
Por aquellos días de fama desbordante, Aníbal Velásquez era conocido como ‘el todo sello’, todas las disqueras lo querían pero a ninguna aceptaba, fue entonces cuando Discos Fuentes creó a Los Corraleros de Majagual, para darle la pelea con una selección de estrellas en cabeza de Alfredo Gutiérrez.
Aún quedan recuerdos de aquellas disputas musicales, de asistencia innumerable, en las principales capitales del Caribe.
Sobre la supuesta confrontación con Alfredo, que se veía en los conciertos, Aníbal dice: “Nosotros somos como los políticos, nos echamos vainas en el escenario y comemos en la misma mesa”.
Lo demás es historia, el ‘Rey de la guaracha’ ha grabado para los carnavales, los días de Las Brujitas, el fin de año y la Navidad; incluso en alguna ocasión un canto religioso se bailó al ritmo de guaracha; pero Aníbal sigue dando la pelea.
En 2010 su ‘Mambo loco’ se pegó como si acabara de salir en Europa y en Francia se habló y bailó en español al ritmo de su acordeón.

El secreto tiene nombre propio

“La palabra sucundu viene siendo sabor, cariño, especialidad y ese sucundu cuando yo empiezo a tocar la gente se penetra con la música mía y he contado con esa suerte y con la mano de Dios, porque es el que me guía”, afirma el exitoso músico.
A los 83 años, aunque parezca de menos y algunos digan que tiene más, solo tiene un deseo.
“Hablé con Papá Dios y me dijo: tú vas a cumplir 180 años, y dije, bueno, con eso me basta, ya voy por 80 y pico, me faltan los ciento y pico todavía”, cuenta de manera jocosa.
Pero mientras cumple los anhelados 180 años asegura que seguirá disfrutando la vida a ritmo de acordeón.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Advertisement

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.
ENTENDIDO