show caracol
4:15 pm - 13 de Octubre de 2017

"Todos cometemos errores”, Harvey Weinstein acepta que necesita ayuda

El director de Hollywood se refirió al escándalo sexual por el que está siendo señalado. “Espero tener una segunda oportunidad”, añadió.

Filmes europeos como "Cinema Paradiso", "El discurso del rey" y "The Artist" nunca habrían triunfado en Estados Unidos sin Harvey Weinstein, un todopoderoso productor imprescindible para cineastas y actores extranjeros a las puertas de Hollywood, convertido en paria por un gigantesco escándalo sexual.

"Era el mejor para garantizar la parte de marketing de una película en Estados Unidos", indicó el productor francés Vincent Maraval, que le vendió varios filmes, como "The Artist", de Michel Hazanavicius, ganador de cinco estatuillas en los Óscar de 2012. Lo nunca visto para una cinta francesa.

Junto a su hermano Bob, Weinstein fundó en 1979 Miramax, productora que dejó en 2005 para crear la suya propia, The Weinstein Company. Su olfato cinematográfico es innegable: más de 80 premios Óscar cosechados entre sus filmes.

Hoy, el productor de 65 años está acusado de acoso, agresión sexual y violaciones por parte de actrices, modelos y empleadas desde los años 1990.

Le puede interesar:

¿Secreto a voces en Hollywood? Crecen denuncias de acosos y abusos...

Durante mucho tiempo, "Miramax era la entrada lógica para todo artista francés o extranjero. Harvey tomaba una película de autor y sabía cómo venderla", recuerda, bajo el anonimato, un asistente que trabajó para la productora a finales de los años 1990.

"Pero había que hacerlo a su manera", agrega, recordando los tests de mercado que efectuaba antes de la salida de un filme para asegurarse del éxito entre el público y los numerosos recortes que obligaba a realizar a los cineastas, de ahí su apodo de "Harvey scissorhands" ("Harvey manostijeras").

Una experiencia vivida por el director italiano Giuseppe Tornatore, con "Cinema Paradiso", una oda al séptimo arte. Tras su estreno en Italia, la cinta fue recortada por Weinstein de cara a los Óscar, una maniobra que resultó eficaz: se llevó el premio a la mejor película de habla no inglesa en 1990.

Ver Comentarios

d