es el momento de todos
3:01 pm - 2 de Junio de 2015

Con estos comederos, mujer calma el hambre de los perros callejeros en Armenia

file-264126

Por: 
Noticiascaracol.com

Todos los días, Cristina Arbeláez, comunicadora social de profesión, surte de alimento para perros este dispensador que instaló recientemente en el Parque Cafetero de Armenia.

“Le pongo el alma a mejorar la calidad de vida de los perritos en condición de calle por medio del programa Comedog, los dispensadores de alimento público que estamos instalando en diferentes sectores del departamento del Quindío", explica Cristina.

La iniciativa del Comedog nació en Barranquilla por parte de un amigo veterinario de Cristina. Ella encontró aliadas en el Quindío para vincularlas a  la causa.

“Es una iniciativa muy linda porque si la gente se une, si todos nos unimos por los que no tienen voz podremos controlar muchísimo el estado de los animalitos en condición de calle ", agrega.

“Quisiera que haya varios para poder alimentar a todos los perritos que hay en la calle, porque son muchos, no son dos ni tres, hay muchos, los atropellan y es importante que ayudemos", dice.

Varios de los perritos hambrientos acostumbran llegar al parqueadero que administra Misael, un amante de los mejores amigos del hombre.

"Pues esto es lo mejor que le ha pasado a los animalitos y a mí en especial, porque contribuye mucho con ellos”, dice

Al Comedog, que funciona apenas hace dos meses, ya se han unido solidarios donantes.

“Me parece muy bueno de la gente que está colaborando con esto de los animales porque a uno le da pesar, hay que querer los animales como yo", dice uno de quienes apoyan la iniciativa.

Cristina ha logrado extender su iniciativa de ayudar a los caninos y ya instaló Comedogs en Calarcá, Quimbaya, Circasia, Filandia y Montenegro.

Ella agregó además que “La idea con este proyecto es primero alimentar a los animales dignamente. Segundo, hacer un censo con los animalitos que llegan a alimentarse para incluirlos en el listado de esterilización porque si no esterilizamos pues no vamos a estar aportando a la raíz del problema".

El proyecto sigue caminando y creciendo, como las cifras de estos animales que recorren sin rumbo fijo no sólo las calles del Quindío sino las de todo el país. 

d