medellín
5:14 am - 1 de Agosto de 2018

¿Qué falló? Gerente de EPM explica en qué va Hidroituango tres meses después de la emergencia

| Noticias Caracol

Noticias Caracol hizo un recorrido para ver cuál es el panorama del proyecto hoy y conocer las razones de lo qué pasó.

La gigantesca presa de 225 metros de altura, 560 metros de ancho, contendrá cerca de 2.720 millones de metros cúbicos de agua, lo equivale a más de un millón de piscinas olímpicas.

Cerca de seis mil trabajadores, operan día y noche para avanzar en las obras de consolidación de la gigantesca pared, que tuvo en vilo a Colombia hace tres meses.

Las aguas del río Cauca, las mismas que se crecieron producto del invierno, amenazaron con sobrepasar la altura de la presa y con ella, causar una tragedia inimaginable y apocalíptica, como la calificó el Gobernador de Antioquia.

En ese momento a Jorge Londoño, gerente de Empresas Públicas de Medellín, dueña del proyecto, se le vino el mundo encima.

Debió enfrentar una emergencia que lo llevó a pedir a las autoridades sacar de sus pueblos a más de 20 mil habitantes de los municipios de influencia del proyecto.

Hoy, tres meses después,  recorre la obra, mira cada detalle y explica en el terreno qué fue lo que pasó.

“Hubo un momento muy asustador, nos empezó a salir agua por una galería de conducción, mientras llenábamos casa de máquinas. Mientras casa de máquinas se presurizaba y se estabilizaba, en algún momento se empezó a evacuar agua en la base de la represa, ahí dije miércoles, ahí fue cuando levantamos las máximas alertas”, indicó De la Cuesta.

Vea también: 

Vídeo

Con venta de empresas y acciones, EPM buscará recursos a raíz de crisis en Hidroituango

El gerente de EPM, que ha estado frente al cañón dándole la cara a la emergencia, asegura que ya está controlada y ya tiene una primera gran conclusión de lo que pasó.

"Hasta el momento la información que nosotros tenemos es una condición geológica impredecible e irresistible", indicó. 

Sobre si el proyecto tenía previsto que estas cosas podían pasar, el gerente respondió:

“Un proyecto de esta envergadura tiene una matriz de riesgos donde se contemplan algunas prioridades, de ocurrencia y de impactos que puede tener sobre la obra. Ya el tema de los túneles de desviación obviamente estaba dentro de la matriz de riesgo, pero dado que esos túneles venían operando algunos de ellos por varios años, nosotros considerábamos el riesgo muy bajo”.

En detalle, De la Cuesta explicó los sucesos que llevaron a la emergencia.

"Ocurrió un derrumbe, más o menos a 130 metros de este túnel y lo taponó. Entonces al no tener el agua por donde salir empezó a subirse, a subirse y ahí llegamos a la emergencia porque todavía no había terminado la presa y todavía no había terminado casa de máquinas. No tengo por donde sacar el agua, entonces abro las compuertas de casa de máquinas para que salga por ahí". 

El gerente es consciente de que hay explicaciones que dar: “yo estoy consciente de que esto será una guerra de varias batallas. Todavía viene una batalla por estabilizar los riesgos que es una batalla que nos tomará unos seis meses y evidentemente vendrán lo que son las campañas de control, batallas políticas y batallas comunicacionales”, puntualizó.

Según EPM, la emergencia se superará del todo en seis meses, y lo que el país espera es firmeza para determinar si hubo fallas y responsabilidades. Además, disciplina para poner a andar el proyecto, del que depende en buena medida, la energía eléctrica que requerimos los colombianos en los próximo 20 años.

Monitoreo permanente a la montaña

En medio de la emergencia, expertos estadounidenses aseguraron que los movimientos de tierra, producto de la presión del agua, podrían hacer colapsar esta montaña y llevarse no solo las máquinas generadoras de energía, sino provocar que el agua del río Cauca superara la represa y se llevara los pueblos cercanos, teoría que los técnicos de Hidroituango ven hoy más que lejana.

Para ver más información sobre Hidroituango visite nuestro especial. 

Ver Comentarios

d