Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Aterrador hallazgo: 3 masacres que dejaron 17 víctimas se cometieron con la misma arma

Los crímenes ocurrieron en Antioquia. Vea cómo se descubrió este macabro hecho, que permite entender la forma en que están actuando bandas delincuenciales.

Arma utilizada en tres masacres

Cada arma de fuego cuenta con una única huella, así como la huella digital que tienen las personas, y eso permitió conectar las historias de tres masacres en Antioquia que, en apariencia, no tenían ninguna relación. Se trata de un caso inédito que podría trazar una forma novedosa de investigar estas oleadas de asesinatos que azotan a Colombia.

“Ocurre cuando nos llegan las evidencias del homicidio colectivo que ocurrió en Andes, Antioquia. Para este hecho nos llegan vainillas recolectadas en el lugar donde ocurrieron estos homicidios”, dijo el intendente Pablo Pinzón Ramírez, de la Dijín de la Policía.

En la madrugada del 17 de febrero de 2021, hombres armados entraron a una finca cafetera en el corregimiento de Tapartó, en Andes. Reunieron a cinco personas en una habitación y las asesinaron .

Las marcas de las vainillas que recuperaron en esa finca coincidieron con las que habían recolectado en las escenas de otras dos masacres.

El 26 de febrero de 2020, al menos seis hombres armados entraron por la puerta trasera de una casa en zona rural de Salgar, Antioquia, y asesinaron a cuatro persona s, entre ellas una adolescente de 17 años.

Ese análisis los llevó a la masacre de Betania. El 21 de noviembre de 2020, hombres desconocidos dispararon contra 14 personas que descansaban en una finca cafetera y asesinaron a 8 .

Publicidad

La misma arma de fuego fue con la que cometieron los tres homicidios en los tres lugares”, aseguró el intendente Pinzón.

Para llegar a esa tesis, los investigadores de la Dijín compararon las marcas de las vainillas de las balas en el sistema Sucoba, donde guardan registro de más de 27.000 vainillas y 3.000 proyectiles que han sido recuperados en las escenas de delitos.

¿Pero para qué servía esa información?

A finales de febrero pasado, cuando capturaron a dos sospechosos, el caso cobró sentido.

“En el trabajo de balística que se realiza frente a las dos armas que se incautaron, cuando se captura a alias ‘Cristian’ y alias ‘Garavito’, se establece que una de las dos armas participó o fue utilizada en tres de las masacres. Estamos en el trabajo de establecer si esta arma la utilizó el mismo delincuente o, por el contrario, fue prestada o alquilada para cada una de las acciones”, afirmó el general Fernando Murillo, director de la Dijín.

Y así los investigadores llegaron a la banda Los Guadalupe, la sospechosa de haber ejecutado las tres masacres en las que murieron 17 personas.

Publicidad

“Existe una estructura de delincuencia común organizada denominada la banda Los Guadalupe, con accionar criminal especialmente en esta confrontación y donde hay varias víctimas. Algunas de ellas hacían parte del microtráfico y esto fue lo que llevó a que se presentaran estos hechos lamentables”, explicó el oficial.

Para los investigadores, la teoría más contundente es que esa banda, al igual que muchos pequeños grupos delincuenciales locales, ofrece sus servicios criminales a otras organizaciones más poderosas. En este caso se trataría del Clan del Golfo.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.