Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

La historia de siniestro expolicía vinculado a la mafia que tiene en vilo a la justicia de Cali

Entregó evidencias que llevaron a un fiscal a la cárcel y ha dado versiones contradictorias frente a otros altos funcionarios, cuyas destacadas carreras quedaron afectadas.

Tres capturas, traslados de fiscales de alto rango, cuatro funcionarios imputados y cerca del 60% de fiscales seccionales bajo indagación, ese es el balance inicial de un caso que deja al descubierto cómo -con ayuda de agentes del Estado- las mafias realizaron ajustes de cuentas, secuestros y hasta asesinatos.

“Hemos detectado una red de corrupción al interior de la Fiscalía Seccional de Cali . Hace pocos minutos, investigadores del CTI de la Fiscalía capturaron a un fiscal investigador, que, al parecer, recibió dinero para interceder de manera ilegal en un proceso por secuestro y homicidio ”, dijo Francisco Barbosa, fiscal general de la Nación, el 12 de marzo de 2021.

El testigo estrella del escándalo es Juan David Rengifo, expolicía y confeso secuestrador al servicio de poderosos capos. Detrás de sus presuntas acciones delincuenciales estarían tres criminales de vieja data: alias ‘06’, ‘Guacamayo’ y ‘Mueble Fino’. Todos estuvieron presos en Estados Unidos y volvieron a Colombia , al parecer, para seguir en el mundo del crimen.

Noticias Caracol conoció las declaraciones con las que Rengifo prendió el ventilador en los últimos cinco años. En ellas, salpica a funcionarios, confiesa crímenes, cambia de versión y se retracta.

Aunque las versiones de este testigo han sido confusas, queda claro que varios crímenes en la capital del Valle del Cauca no habrían ocurrido sin la participación de algunos agentes del Estado.

La primera vez que Rengifo cayó preso fue el 3 de noviembre de 2016.

Publicidad

Fue capturado por el secuestro extorsivo de Juan Víctor Franklin Monsalve. El comerciante fue detenido en la carretera que va de Cali a Dapa, cuando recogía a su hijo en el colegio.

Vehículos oficiales del CTI y de la Policía participaron de un rapto extorsivo que tuvo como anzuelo una falsa orden de captura.

“Los policías salen detrás del carro, paran el carro donde iba el señor, el señor se baja, yo me bajo, le digo: ‘¿usted es el señor Juan Víctor Franklin?, acompáñenos que usted tiene una orden de captura’”, dijo Rengifo el 3 de noviembre de 2016.

Dos meses duró en cautiverio hasta que el Gaula militar realizó un rescate de película en una finca en Dagua.

El rescate fue dirigido por la fiscal del Gaula Militar Silvana Uribe López, paralelamente, se inició un proceso judicial por el secuestro, el cual fue asumido por Ana Victoria Nieto, una fiscal del Gaula de la Policía que consiguió desmantelar gran parte de la banda.

En Cali, este secuestro se convirtió en el detonante de una guerra judicial entre fiscales asignados al Gaula Policía y fiscales asignados al Gaula del Ejército. Dicha guerra está siendo atizada por las declaraciones de Rengifo.

Publicidad

"La liberación la efectuó el Gaula del Ejército. Trabaja una fiscal de nombre Silvana, es muy amiga de Cristian. No te preocupes que voy a manejar la situación. Cristian se va donde la fiscal del Gaula y le pregunta por el caso y ella muestra la carpeta de todo lo que está sucediendo", señaló Rengifo el 3 de noviembre del 2016.

(Otras noticias:

Tenebrosa red no solo falsificaba documentos de extranjeros sino que explotaba sexualmente a mujeres

)

Esta declaración hace referencia a la supuesta cercanía de Silvana Uribe con Cristian Paul González Valencia, un exagente del CTI que resultó condenado a 28 años por este secuestro.

En poder de las autoridades hay un video en el que se observa a la fiscal Uribe junto al exagente el día de su captura. Según ella, fue un encuentro incidental, pero, de acuerdo con fiscales del Gaula de la Policía, es la prueba reina de la alianza entre la funcionaria y el exagente.

Esta es una de las varias evidencias incluidas en una denuncia contra la fiscal Silvana Uribe. También aparecen interceptaciones telefónicas que evidenciarían cómo información privilegiada del proceso terminó en manos de la banda criminal.

Decenas de pruebas, incluido el audio de la declaración que rindió el secuestrado después de su rescate, terminaron en su poder.

Publicidad

“Todos encapuchados, en ningún momento se dejaron ver la cara”, se escucha en un audio de Juan Víctor Franklin.

El testigo Rengifo, incluso, llega a afirmar que la fiscal del Gaula del Ejército mandó a hacer un atentado contra la fiscal del Gaula de la Policía.

"La fiscal le manifiesta a Cristian que su oficina queda dentro de las instalaciones de la Policía. Me refiero a usted, la fiscal de Gaula Policía. También, dice que usted anda en un vehículo blanco. Ahí es cuando ‘Jota’, organizador del secuestro, dice ‘ah, bueno’. Como usted está metiendo mucha presión, entonces pongamos patines, para seguirla y hacerle un atentado a ella, a la fiscal del Gaula Policía”, aseguró Rengifo el 3 de noviembre de 2016.

Por el secuestro de Víctor Franklin Monsalve van seis condenados. En cuanto a Rengifo, este aceptó el delito de hurto calificado y agravado, y buscó un principio de oportunidad por el delito de secuestro agravado con la fiscal Ana Victoria Nieto.

La negociación hasta ahora no se ha podido concretar, aun así, Rengifo fue beneficiado con casa por cárcel.

Un nuevo secuestro

Publicidad

La segunda parte de esta truculenta historia continúa el 26 de noviembre de 2019, cuando Rengifo participa de otro secuestro.

La víctima fue Mauricio Guerrero Rivera, un hombre que fue raptado por una patrulla de la Policía en una panadería en Jamundí, Valle del Cauca. Cinco días después apareció muerto. Su cuerpo tenía signos de tortura y desmembramiento.

Las autoridades no tardaron en identificar en los videos de la panadería el rostro de Rengifo, quien fue recapturado por el crimen y, para conseguir beneficios, volvió a prender el ventilador. Comenzó por relatar cómo ocurrió el secuestro.

“Nos vamos en el carro de la Policía, es un carro grande (...) Veo que llega un Mazda 2 y veo que se baja un muchacho como gordo. Se viene caminando, cuando el del casco me da la señal. Me llama ‘Mueble Fino’ al avantel y me dice ‘ese es’. Entonces, le escribo a Mancilla, se viene con la patrullera a identificarlo. Cojo, me voy hacia la panel, me pongo un chaleco antibalas y una gorra. Me pongo el chaleco, la gorra, cuando vengo llegando, Mancilla me dice ‘acompáñeme’. El muchacho de una vez se paró y nos montamos al carro”, sostuvo Rengifo el 14 de enero de 2020.

También reveló quién estuvo detrás del asesinato y por qué.

“Esa reunión era para ajustar cuentas y saber quién le había hecho el atentado al ‘Gitano’. Estuvieron ‘Guacamayo’, ‘06’, Jorge Suárez, ‘Mueble Fino’, otras tres personas que no puedo identificar (...) Hay que recoger a una persona, esa persona fue el que llevó a otros tres sicarios a hacerle el atentado al Gitano”, anotó.

Publicidad

Rengifo confesó a las autoridades cómo 24 horas antes de dar esta declaración se logró volar de una celda en la estación de Policía del barrio La Rivera, en Cali, con las llaves de la celda en mano.

"Yo me asomo a la reja y llega un señor Jorge Suárez, me lleva unas cosas, me dice ‘no se preocupe por nada que ya ‘el Viejo’ me dio la orden de sacarlo de aquí’ (...) Jorge Suárez le maneja todo lo económico a ‘Mueble Fino’, es como decir su mano derecha”, dijo.

Y aseguró que, para evadir la persecución de las autoridades, sus socios sostuvieron una comunicación con el abogado Diego Cadena, actualmente en juicio por la supuesta manipulación de testigos en el caso de Álvaro Uribe y quien ha afirmado que no conoce a ‘Mueble Fino’.

“Hubo otro abogado en la mesa y me dice que (esté) tranquilo, que si esto no lo podemos cuadrar por aquí lo podemos cuadrar por Bogotá. Y llaman al abogado Diego Cadena, que es el abogado de Uribe. Escucho cuando le preguntan cómo está, Diego Cadena dice que ha escuchado de mí. ‘Es para un favor mío y del señor’ (...) ‘¿Usted cómo está, tiene todos los poderes?’ Y él dice ‘sí’, como con los dientes apretados, ‘lo que necesite’. ‘Tranquilo que si eso no lo cuadra el coronel, lo cuadramos por arriba’, dije ‘bueno, señor’", comentó Rengifo el 14 de enero de 2020.

(Otras noticias:

Atentan contra sede administrativa del Deportes Quindío: sujetos en moto lanzaron explosivo

)

Pero la parte más llamativa de la nueva versión de Rengifo salió a la luz en mayo de 2020, cuando en el afán de ganar puntos con la Fiscalía dio una voltereta frente a muchos de sus señalamientos iniciales.

Publicidad

Eso de atentar contra la doctora Ana Victoria Nieto Salazar es totalmente falso, eso nunca se planeó y nunca ningún miembro de la organización planeó atentado contra la doctora (...) Eso me obligó a decirlo el doctor Aguirre y la doctora Ana Victoria Nieto Salazar, que me colaboraban con el principio de oportunidad (...) Ella siempre me usó para meter personas inocentes a la cárcel que no tenían nada que ver".

Por cuenta de la versión de Rengifo, los fiscales Ana Victoria Nieto e Iván Aguirre, excoordinador de fiscalías ante jueces especializados de Cali, pasaron de investigadores a investigados.

Aunque este testigo ha salpicado a poderosos funcionarios en Cali, hasta ahora solo ha entregado una grabación que sirvió para soportar la captura de un fiscal seccional, registrada el 12 de marzo de 2021. Se trata de Jorge Iván Ríos, quien habría recibido 100 millones de pesos para evitar la captura de Rengifo.

“Fueron 50 millones que se le dieron frente al Palacio de Justicia para que cuadrara a Iván Aguirre y que no me capture. ¿Los recibió directamente el fiscal Ríos? Los recibió la doctora Yensy, pero él estaba ahí en un bar, el doctor Ríos", dijo Rengifo en junio de 2020.

Hasta ahora, la Fiscalía ha intentado dos principios de oportunidad con Rengifo a cambio de inmunidad. Lo exótico es que estas negociaciones llegaron a estar para la firma del fiscal general, simultáneamente, a pesar de que estaban basadas en declaraciones que eran contradictorias entre sí. Ahora, los fiscales se alistan para ofrecer una tercera negociación al testigo.

En medio de este escándalo, imperan las dudas sobre cómo un testigo de alta peligrosidad ha logrado esquivar la justicia durante años.

Publicidad

¿Por qué se le concedió detención domiciliaria?, ¿cómo logró fugarse con las llaves de la celda en la mano?, ¿qué de todo lo que ha dicho contra altos funcionarios es verdad y qué es mentira?, ¿por qué a los capos mencionados por Rengifo no les ha pasado nada? Preguntas aún sin resolver.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias