Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

La historia del mexicano que murió en El Nogal y representó una cuantiosa demanda contra el club

El hombre falleció hace 6 años en una habitación por intoxicación con monóxido de carbono. Hoy, la familia sigue batallando en busca de justicia.

Luis Fernando Campos Yanelli falleció hace 6 años en una habitación por intoxicación con monóxido de carbono. Hoy, la familia sigue batallando en busca de justicia. Suscríbase [GRATIS] a nuestro canal en YouTube: http://bit.ly/2Jhc3oO. Descargue nuestra aplicación: http://hyperurl.co/appnoticias Síganos en Google: http://bit.ly/2MrIZP3 WhatsApp El Periodista Soy Yo: http://bit.ly/2QD18rw WhatsApp Noticias Caracol Ahora: http://bit.ly/34ed1uQ Síganos en redes sociales: Facebook: https://www.facebook.com/NoticiasCaracol Twitter: https://twitter.com/NoticiasCaracol (@NoticiasCaracol) Instagram: https://www.instagram.com/noticiascaracol/ Nuestros canales en YouTube: Caracol Televisión: http://bit.ly/2CHpld2 Suscribirse Gol Caracol: http://bit.ly/2yAIGcU Suscribirse Shock: http://bit.ly/2CHNKzi Suscribirse Blu Radio: http://bit.ly/2CFF7Fo Suscribirse La Kalle: http://bit.ly/2JkgfEz Suscribirse Caracol Play: http://bit.ly/2SkyjlM Suscribirse El Espectador: http://bit.ly/2D4rkt7 Suscribirse

Hace seis años apareció muerto en una habitación del club El Nogal el ciudadano mexicano Luis Fernando Campos y solo hasta hace pocos días un juez de la República condenó al club.

En una sentencia de 283 páginas están consignadas las razones del juzgado Tercero Civil del Circuito de Bogotá para condenar al club El Nogal por la muerte del ciudadano mexicano Luis Fernando Campos Yanelli, ocurrida el 27 de agosto de 2014.

Campos Yanelli, quien se hospedaba en la habitación 23, ubicada en el piso 11 del exclusivo club bogotano, falleció intoxicado por monóxido de carbono.

El fallo es así de contundente: “lo conclusivo es que los gases de la combustión llegaron a la habitación número 23 en las cantidades suficientes para segar la vida de Luis Fernando".

La acumulación de estos gases se originó por la negligencia para monitorear el mantenimiento preventivo de las calderas y por los arreglos artesanales que funcionarios del club le hicieron al ducto de la chimenea para enfriar el cuarto de lavandería. Y, aunque las pruebas forenses y el diagnóstico de los expertos muy pronto trazaron esa línea investigativa, tuvieron que pasar seis largos años para que un juez determinara la responsabilidad civil de El Nogal.

Según Gustavo Argüello, abogado de la familia mexicana oriunda de Querétaro, se condenó al El Nogal a pagar 65 millones de pesos porque solo se indemnizó a Sonia Campos, una hermana de Luis Fernando, pero hay otra demanda civil todavía en curso donde figuran como reclamantes los papás y los hijos del empresario. Las pretensiones allí rondan el millón de dólares.

Publicidad

De acuerdo con la sentencia, otros huéspedes del club estuvieron en serio peligro. Uno de los casos fue el del exdirector del crédito público del Ministerio de Hacienda, Julio Andrés Torres, quien solía hospedarse en El Nogal. Declaró que un día después de la muerte del mexicano se desmayó inexplicablemente dos veces en su habitación y presentó un cuadro de intoxicación similar.

Noticias Caracol contactó al club El Nogal, que prefirió contestar a través de un comunicado: "desde el desafortunado suceso, el club ha colaborado oportuna y permanentemente con todas las autoridades y ha atendido cada uno de los requerimientos que se le han solicitado. Sin embargo, y siempre respetuoso de las decisiones judiciales, hace uso del mecanismo de apelación para continuar sosteniendo que no tiene ni tuvo responsabilidad alguna en este evento”.

Mientras los procesos civiles y penales siguen su curso, el dolor de la familia Campos se acentúa con el paso de los años. Desde México se escucha su lamento.

“No saben ustedes lo que hemos sufrido, tanto mi esposa como yo, al igual que sus hijos, ya que mi hijo era el sostén de todos nosotros”, dice Luis Fernando Campos Lobo, padre de la víctima.

A su vez, la mamá de Luis Fernando, María de Lourdes Yanelli, dice: “yo ya no tengo palabras ni qué decir de lo mal que estoy, me duele mucho estar recordando cada día a mi hijo, no puedo”.

Con esa cicatriz que no cierra, la familia Campos sigue dando la batalla. Entre tanto, el club continúa declarándose ajeno a cualquier responsabilidad por la muerte de Campos Yanelli.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO