Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Las piezas sueltas del caso Saab

Así fue como la fuga de información, filtrada por un agente de la Dijín, echó abajo tres años de trabajo investigativo. ¿Qué ha pasado con los involucrados?

Las piezas sueltas del caso Saab

Hace tres años, por una fuga de información, se frustró una de las operaciones de lavado de activos más importantes del país que buscaba impactar la estructura de empresas fachada de Alex Saab . El único condenado por estos hechos es Eddie Pinto Rúa, un exagente de la Dijín, que recuperó la libertad en tres años gracias a una negociación con la Fiscalía que incluía entregar a poderosos abogados que colaboraron con la huida. Pero el caso se estancó allí.

Era 25 de septiembre de 2018 cuando la Policía y la Fiscalía -en un trabajo conjunto con la DEA- tenían listo un golpe crucial contra el emporio económico del empresario Alex Saab en la costa. Pero los más de 25 agentes que se trasladaron de Bogotá a Barranquilla para ejecutar siete órdenes de captura y doce allanamientos vieron cómo tres años de trabajo investigativo se fueron por la borda.

Publicidad

"Se evidenciaba fuga de información. Siguieron generándose más comunicaciones interceptadas donde se confirmaba que las personas a capturar generaban actividades muy diferentes a sus rutinas diarias, tales como dejar sus vehículos abandonados, dejar de usar sus celulares o diálogos utilizando palabras claves”.

El relato es del mayor de la Policía Nicolás Suárez, líder de la operación. Llevaba dos años tras los movimientos financieros de Alex Saab, el portador de los secretos del régimen de Nicolás Maduro, acusado de usar una extensa red de empresas de papel para defraudar y lavar dinero de contratos con el vecino país.

Cinco días después del frustrado operativo, el oficial Suárez recibió en su correo electrónico un anónimo de la cuenta denunciasbarranquillalaarenosa@gmail.com que le revelaba la forma como se filtró la información.

Un mismo integrante que trabajaba como analista de las líneas interceptadas de la unidad antiterrorismo de la Dijín habría contactado a un amigo de ellos llamado Mario García Palacio, quien presuntamente el día domingo 23 de septiembre de 2018 a las 10 horas se habría reunido en el hotel Movich de la ciudad de Bogotá. Allí habría dicho que el martes 25 de septiembre a las 6 am la Dijín a hacer un operativo de captura contra los Saab y también iban a allanar sus casas”.

Publicidad

En cuestión de horas se hicieron polígrafos, indagaciones e interceptaciones a los mismos investigadores. Pronto apareció un culpable. El 11 de octubre de 2018, el Policía de la Dijín Eddie Pinto Rúa se convirtió en el único capturado por el caso.

Aceptó los cargos y pagó una condena de 3 años de prisión por sabotear una operación que tenía encima los ojos de todas las agencias de inteligencia de Colombia y Estados Unidos.

Publicidad

Noticias Caracol accedió al expediente judicial contra el expolicía. Queda en evidencia que a pesar del llamado de atención y los cuestionamientos hechos por las autoridades judiciales a la Fiscalía, esta no resolvió los vacíos en relación con el verdadero papel que jugaron poderosos abogados en la fuga.

El periodista de Univisión Gerardo Reyes fue el primero en revelar y cuestionar las declaraciones que rindieron algunos abogados. Meses después, lo hizo el juez que revisó el caso del policía señalando que los abogados Mario García Palacio y María Paula Escorcia también pudieron ser partícipes de las conductas delictivas.

“El despacho ha inferido de que también, en estos hechos, han participado el señor Mario Germán García Palacio y la señora María Paula Escorcia Leiva. El contexto de todas las denuncias permitió inferir de que participaban de este iter crimini”, indicó Diógenes Manchola Quintero, juez 20 penal del circuito.

¿Cómo llegó el juez a esta conclusión y quiénes son los abogados cuestionados?

Publicidad

Por las asesorías financieras que prestaba a la familia Saab, los pasos del abogado Mario García venían siendo monitoreados por la inteligencia colombiana. Aun así, nadie reparó en que García se reunió con el Policía el 23 de septiembre en un hotel cerca al aeropuerto de Bogotá por más de tres horas.

"Me pidió que le informara a Alex Saab que están preparando una operación en la que capturarían a Amir Saab, Luis Saab, Julio Ruíz, Cintya Certain y su mamá, la señora Morán, quedando pendientes de definir dos personas más. Después me preguntó que cómo nos íbamos a comunicar y entonces le di como 800.000 pesos para que se comprara un celular”.

Publicidad

Esa misma noche, el abogado regresó a Barranquilla y se reunió con Amir Saab, hermano de Alex Saab, a quien puso sobre aviso de la reunión y del operativo que venía en camino.

"El mismo tipo que supuestamente era de la Dijín me llamó por videollamada y me dijo que ya sabía que estaba reunido con Amir. También me dijo que el operativo Plan Patriotas lo habían adelantado para el día 25 porque habían escuchado la conversación de Amir con su hija Sheryn en la que manifestaba que estaba planeando un viaje a Canadá. Me pidió que le dijera que saliera prontamente del país y al igual que a todas las personas que iban a capturar".

Los chats son reveladores porque demuestran una filtración de información reservada de una operación de gran envergadura. Incluso, queda claro que Mario García no era el único abogado que estaba al tanto de las capturas. Así lo demuestran estos chats que se cruzaron el 24 de septiembre, un día antes del operativo.

Eddie Pinto: 6 am van a iniciar todo
Mario García: ok
Eddie Pinto: Por la casa grande van a empezar
Eddie Pinto: Ya los abogados están avisados, para que si algo los llamen a ellos de una y no a ti, para despistar las cosas

Publicidad

En tiempo real, el policía anuncia que está por salir una circular azul de Interpol contra Alex Saab, quien en ese momento estaba fuera del país.

Eddie Pinto: Temo del sr de la A, ya va a amanecer donde él está
Mario García: ¿ya le sacaron la circular?
Eddie Pinto: eso lo suben rápido
Eddie Pinto: pero no la han cargado
Mario García: Ah ok. ¿Pero con esta lo capturan en París?
Eddie Pinto: Es que estoy esperando que me confirmen si quieren ir por él o van a esperar que él viaje para que le salga notificación
Eddie Pinto: Confírmame si esta dirección bulevar Sait-Germain 250 bis y el restaurante de al frente se llama "Maison de I'Amerique Latine" el código de la puerta de afuera es 25b-01 y la de adentro es 62-401
Eddie Pinto: Es donde está
Mario García: Creo que sí. ¿Se le van a meter allá?
Eddie Pinto: Todavía no

Publicidad

El abogado García denunció una supuesta extorsión de parte del Policía. Pero para la justicia, la extorsión no existió y así quedó claro con la condena que recibió el exagente de la Policía. Fue encontrado responsable de los delitos de cohecho y violación ilícita de comunicaciones.

“Tenía pleno conocimiento de estar empleando interceptaciones con fines ilícitos y además de prevalerse de las funciones de su cargo para sacar provechos económicos y promesas remuneratorias”, aseguró el juez 20 penal del circuito.

Contra las evidencias y los llamados de atención del juez, después de tres años la Fiscalía no ha anunciado acciones legales contra el abogado Mario García; tampoco se tiene noticia de cómo se dio la otra filtración de información que queda registrada en los chats.

Otro de los cabos sueltos de este caso tiene que ver con la abogada María Paula Escorcia, quien trabajaba en el bufete de Abelardo de la Espriella, antiguo defensor de Alex Saab en Colombia.

Publicidad

A las 4:30 de la tarde del 26 de septiembre de 2018 llegó a la Fiscalía de Barranquilla María Paula Escorcia. Ella había sido contactada desde el 1 de septiembre, casi un mes antes, por el Policía Eddie Pinto, como lo demuestran estos pantallazos de Facebook.

"Para una posible cita en la ciudad de Bogotá, lugar donde laboro. Si por medio de usted es posible contactar”, decía uno de los mensajes.

Publicidad

En su denuncia, Escorcia aseguró: “Consulto el tema con mis superiores y ellos me autorizan hacer la reunión en la oficina pero me piden que grabe. Eddie Pinto me dijo que este señor Saab no hablaba mucho pero que iban a capturar a toda su familia para apretarlos, entonces me mostró una hoja donde estaba la estructura de Alex Saab, su familia y trabajadores".

En esta reunión -según Escorcia- el policía le pidió un celular para poder comunicarse.

"Él me dijo que como hacíamos para comunicarnos ya que él necesitaba un celular, me pidió en específico uno de marca Iphone. entonces yo le lleve el celular al día siguiente por los lados del Restrepo”.

A la luz de las declaraciones que rindió Escorcia, lo que ocurrió después sencillamente no encaja. En su versión inicial la abogada aseguró que había sido citada en un centro comercial y allí recibió información reservada de parte del Policía. Así lo resumió la Fiscalía en esta intervención.

Publicidad

“Un domingo le dice que necesita hablar con ella urgente, y ella le dice que tiene que ser cerca al aeropuerto concertando una cita en el centro comercial gran estación, donde le mostró un disco duro donde tenía mucha información, mostrándole documentos de las investigaciones. Ella compra una USB entre la que se encuentra una llamada entre Alex Saab y Mario García y le dice que no hable por teléfono nada ya que él todo lo escucha y que mejor mande a la familia Saab da vacaciones para que no los capturen, que él puede borrar todas las llamadas de la familia Saab pero que a cambio él quería el diario de lo que Alex Saab se gastaba de su caja menor, es decir, 500 millones de pesos”, aseguró el fiscal Rafael Rojas Orcásitas.

Sin embargo, en la ampliación de la denuncia del 23 de noviembre, la abogada señala que nunca tuvo en su poder material clasificado.

Publicidad

"Me comentó que iban a capturar a toda la familia Saab para presionar, pero nunca me dijo concretamente en qué radicado, ni qué días, ni por qué delitos, hecho que ya se rumoraba públicamente. (...) Yo esta información se la transmito a mis superiores, quienes desde el inicio me ordenan llevar a Pinto al punto de concretar un día y hora para montar con el Gaula un operativo”.

“El operativo del que habla Escorcia ha sido desmentido por las autoridades en Colombia. El general Jorge Luis Vargas, actual director de la policía que se desempeñaba en ese entonces como director de la Dijín, aseguró que el abogado Abelardo de la Espriella lo buscó el 26 de septiembre para hablarle del caso. Es decir, el aviso llegó exactamente 26 días después del primer contacto que existió con la policía y un día después de haberse frustrado el operativo de captura contra el clan Saab.

Cuando la Fiscalía le preguntó a Escorcia por las denuncias evidentemente tardías esto contestó:

"Ya el tema de cómo se organizaría el operativo era un tema de mis superiores. Considero que mis superiores no demoraron en ordenarme que pusiera en conocimiento de las autoridades la extorsión, teniendo en cuenta que el dueño de la firma no reside en Colombia, y que además, el organizar un operativo con este dinero de por medio, lleva en sí, el retiro del mismo, la identificación de los seriales y garantizar la seguridad ante todo".

Publicidad

Escorcia, quien creó su propio bufete de abogados luego de este hecho, ha insistido en que no ha sido la apoderada de Alex Saab y por tanto su rol como abogada no puede ser cuestionado. Tan involucrada pudo haber estado en el caso Saab, que el policía Pinto asegura tener pruebas de que la información que le entregó a la abogada Escorcia fue de conocimiento de Mario García y de Alex Saab.

“Durante el monitoreo de las líneas hay una conversación entre Mario y Alex, en mi análisis, ellos se refieren a la información que yo suministré, o sea, tienen conocimiento de lo que dije a María Paula Escorcia”, indicó Pinto.

Publicidad

Contra la abogada no solo están las evidencias. El juez 20 Penal del Circuito cuestionó:

“De acuerdo al contenido del escrito de acusación que ha sido objeto de análisis de quien habla, se infiere la participación en estos hechos de Mario Germán García Palacio y María Paula Escorcia Leiva”, indicó Pinto.

También el Tribunal Superior de Bogotá decidió compulsarle copias: “Pudo verse implicada en conductas penales, se ordena compulsar copias”.

Fuentes diplomáticas de Estados Unidos aseguraron que están preocupados porque que no pasa nada en la justicia colombiana frente a la vinculación de terceros y la filtración de la captura del clan Saab. Gracias a ello, sentar a Alex Saab en el banquillo de los acusados ante una corte de la Florida se retrasó tres años y sus principales socios siguen desaparecidos del mapa.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.