Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Primeras imputaciones por muerte en El Nogal del empresario mexicano Luis Fernando Campos

El próximo 19 de octubre la Fiscalía imputará a un exgerente del club El Nogal y a dos exfuncionarios del área de mantenimiento por la muerte del empresario mexicano Luis Fernando Campos, ocurrida en agosto de 2014. Según el expediente, el extranjero habría fallecido por intoxicación por monóxido de carbono.

Primeras imputaciones por fallecimiento en El Nogal del empresario mexicano Luis Fernando Campos

Más de ocho años después de la muerte por intoxicación del empresario mexicano Luis Fernando Campos Yanelli en las instalaciones del club El Nogal en Bogotá, la Fiscalía por fin se dispone a asignar las primeras responsabilidades por este deceso accidental, tal como consta en documentos en poder de Noticias Caracol.

“El próximo 19 de octubre a las 4 de la tarde la Fiscalía General de la Nación imputará cargos por homicidio culposo al representante legal de la época Luis Fernando González Vargas y a dos personas de mantenimiento, Juan Casadiego y Ricardo Muñoz, que son presuntamente responsables de acuerdo con lo que ha investigado la Fiscalía por la muerte del mexicano Campos Yanelli”.

Lo dice David Benavides, abogado de la familia del ciudadano mexicano. A escasos meses de que el caso quedara en la impunidad por prescripción, la Fiscalía tiene evidencias de que, al parecer, por errores administrativos Campos Yanelli falleció por la aspiración de monóxido de carbono en la habitación 23 del club donde se hospedó en agosto de 2014.

Publicidad

“Estamos a escasos 11 meses de la prescripción de este delito y que quede impune la muerte del mexicano, entonces por eso es una gran noticia que se logre dar este paso porque con esta audiencia se interrumpe la prescripción y puede tener la familia la esperanza de tener por lo menos derecho a la verdad, a la justicia y a la reparación”, añade Benavides.

Según pruebas que obran en el expediente, un ducto hechizo instalado de manera irregular para liberar el calor de la lavandería y que obstaculizaba la salida natural de los gases de la chimenea del club, sumado a una fuga en el tubo de la caldera, provocó la acumulación de material contaminante en la habitación de Campos Yanelli, ocasionándole la muerte.

“Realmente se logra establecer que desde tiempo antes de que ocurriera este fatídico hecho ya la junta directiva de El Nogal sabía que había unos daños que debían reparar y hubo negligencia por parte de la junta al tomar esas decisiones y, aun así, manipularon los ductos por donde salían estos gases, de tal manera que se generó una congestión y una filtración por los rotos que tenían estos ductos que causaron la muerte del mexicano”, asegura el abogado.

Dos días después de la muerte del empresario mexicano, la firma Mecon, que venía haciéndole mantenimiento a las calderas del club, fue a El Nogal para constatar que había ocurrido y descubrió el ducto hechizo que se hizo en la lavandería días antes del deceso. Además, se midió la cantidad de monóxido de carbono que todavía tenía la habitación de Campos Yanelli.

Publicidad

La representación de los familiares de la víctima, por ejemplo, resumió así esos graves hallazgos a la Fiscalía: “Tras realizar las revisiones de concentración de gases en la habitación número 23 se encontró que el rango de monóxido de carbono permitido allí debía estar entre 0 y 50 partículas por millón. No obstante, una primera toma arrojó 589. En una segunda toma arrojó 422 y así sucesivamente hasta que llegó a 85”.

Es decir, por cuenta de estos gases que se filtraron a la habitación donde dormía el empresario, este falleció. Así lo sugirió ante la justicia Jorge Vicente Guzmán, representante legal de Mecon en julio de 2019.

Publicidad

“¿Que si es normal conectar un ducto de una lavandería a un ducto de una chimenea? No, nunca, en ningún lado se ve eso. La chimenea de las calderas es la chimenea de las calderas y ya. Al conectar ese ducto a la chimenea los parámetros de la combustión se dañaban, ese ducto hacía que la combustión se dañara, y hacía funcionar mal la combustión de la caldera. Las calderas seguían funcionando, pero quemaban el combustible de manera no adecuada, quedaban de manera que el gas que emitían era contaminante y podía ser peligroso”, concluyó Guzmán.

Su testimonio ha sido clave para aclarar lo ocurrido en El Nogal, uno de los clubes más exclusivos del país. Según Guzmán, meses antes de la muerte de Campos Yanelli él había alertado que la caldera tenía problemas y debía repararse. Para ello debía cerrarse el club durante un mes, por lo menos. Esto no se hizo, al parecer, por un asunto económico.

“En diciembre o en noviembre anterior (de 2013) yo pasé una cotización para el cambio de la chimenea porque en la zona de cocinas había una pared muy caliente, entonces eso nos indicaba que había de pronto algún agujero en la chimenea”, agregó Guzmán. El juez civil que adelantaba la audiencia le preguntó: “¿Le dieron alguna explicación por qué no fue aprobado esa cotización?”. Guzmán contestó: “Específicamente no, pues me dijeron que posiblemente era por presupuesto”.

Con base en este testimonio el abogado Benavides asegura hoy: “Al parecer por una cuestión económica, por no tomar las medidas, por no cerrar el club, que era lo que implicaba hacer la reparación como correspondía, comprometieron la vida no solamente del mexicano, sino de otras personas que se quedaban en el club y que también estuvieron cerca de ser intoxicadas”.

Publicidad

El propio gerente encargado del club de la época, Luis Fernando González Vargas, reconoció en un proceso civil al que fue llamado a rendir testimonio en julio de 2019 que tras la muerte del ciudadano mexicano se descubrió un tubo de desfogue roto que quedaba debajo del piso once, donde durmió el empresario.

“A la mañana siguiente, o sea ya el 29 (de agosto de 2014), me informan que efectivamente metros más abajo había una fractura del tubo, entonces ya nuevamente le informó al doctor Perdomo (presidente de la junta directiva) de la situación e inmediatamente procedimos a reparar ese conducto”, dijo.

Publicidad

Incluso aceptó en esa misma diligencia ante un juez que lo interrogó que, para prevenir, El Nogal dispuso de medidores de gas en las habitaciones tras ese suceso de 2014.

“¿Puedo concluir de lo que usted nos ha narrado hasta el momento que los detectores a gas se colocaron en el club El Nogal por el caso Campos Yanelli?”, le preguntó el juez al exgerente González. “Los que están en las habitaciones, sí, se colocaron, yo los hice colocar”. “¿El motivo fue por este caso?”, insistió el juez. “Pues sí, en ese momento, ante los hechos y ante las mediciones, inmediatamente los hicimos colocar”.

Para la Fiscalía hay pruebas que lo comprometen a él como exgerente del club y a dos funcionarios de mantenimiento que presuntamente hicieron el ducto hechizo en el área de lavandería en la muerte accidental de Campos Yanelli.

Desde Querétaro, en México, su familia se mostró complacida con este avance de la justicia. “Con profunda tristeza vemos que hasta la fecha, ocho años después, aún no se ha hecho justicia. Pedimos encarecidamente al presidente de la República de Colombia, a la Procuraduría General de Colombia, a nuestra embajada de México en Colombia y al mismo hotel que por favor ya se hagan responsables de lo sucedido”, señaló Luis Fernando Campos, padre del empresario muerto.

Publicidad

Por su parte, Patricia Campos, una de sus hermanas, sostuvo: “Realmente estamos muy emocionados porque después de ocho años por fin va a haber una audiencia de imputación de cargos contra quien resulte responsable. Estamos contentos de ver que ya ha sido mucho tiempo, no podemos cerrar ciclos y queremos que ya no pase un año más. A ver si después de esto nuestro proceso civil ya puede avanzar”.

Hace dos años un juzgado civil de Bogotá condenó al club El Nogal a pagar $65 millones por la muerte del empresario. Pero hay otra acción legal que lleva más de tres años estancada y que pide una indemnización de más $2.000 millones para los padres e hijos del mexicano.

Publicidad

Más allá de los pleitos civiles, en el plano penal por fin se destrabó el expediente.

Consultados por este noticiero el exgerente de El Nogal Luis Fernando González Vargas y el exfuncionario de mantenimiento Juan Casadiego se negaron a dar declaraciones. Por su parte, Ricardo Muñoz, quien aparentemente está en Nueva Zelanda, no pudo ser ubicado por nuestro informativo.

El próximo 19 de octubre, en todo caso, todos ellos tendrán que comparecer ante la justicia. El club El Nogal siempre ha negado cualquier responsabilidad.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.