informes especiales
5:03 am - 24 de Febrero de 2020

“Si ella quiera hablar, me voy a la frontera y la espero. Que se entregue”: fiscal a Aída Merlano

Por: 
Noticiascaracol.com

Francisco Barbosa explicó qué va a hacer con Odebrecht e Interbolsa. Respondió a quienes dicen que llegó al cargo por ser “mejor amigo del presidente”.

¿Por qué quiso venir a Inírida?

Estoy visitando todas las seccionales del país y la presencia del Estado y la Fiscalía General de la Nación en estos territorios era un tema que faltaba. Nosotros tenemos que luchar aquí con el tema de la deforestación y sobre todo con el tratamiento de niños, niñas y adolescentes en términos sexuales.

¿Cómo le trae justicia a estas regiones donde el Estado brilla por su ausencia?

Hay que sacar del aislamiento estas zonas. Nosotros tenemos que fortalecer, por ejemplo, con presencia de la Fiscalía, con investigadores. Los casos emblemáticos, poderlos trabajar también en las regionales, que nuestros fiscales nacionales vengan a trabajar acá y se ubiquen en estas zonas.

¿Qué encontró en cuanto a las investigaciones de asesinatos de líderes sociales?

La doctora Martha Mancera, que es la vicefiscal general, está haciendo un balance con Naciones Unidas y el grupo élite sobre qué está ocurriendo con el tema de líderes sociales y constatando, con las carpetas que nosotros tenemos, con las investigaciones, qué corresponde a criminalidad de líderes sociales por razón de la actividad de líderes sociales.

En los días que lleva, ¿qué ha encontrado en la Fiscalía?

Me he encontrado un cuerpo de servidores públicos importante: 25.000 funcionarios, 5.000 fiscales que tenemos. Mucha mística dentro de la institución. Una institución que había sido fracturada por cuenta de la terminación abrupta de la fiscalía de Néstor Humberto Martínez, del tiempo de interinidad de Fabio Espitia.

Pero, al mismo tiempo, una Fiscalía que requiere mucha más acción frente a un país que requiere temas como lucha anticorrupción, el tema de deforestación, esclarecimiento de líderes sociales. Y que nos debe permitir avanzar en los próximos cuatro años, sobre todo, en llevar a la Fiscalía a más territorios.

¿Cómo va a combatir la inseguridad y la impunidad?

Uno de los temas fundamentales es que la Fiscalía no puede ser la entidad que resuelve los inventarios de hace cinco, seis o siete años. Más del 60 % de los crímenes en el país son los famosos delitos de bagatela, los que alteran completamente la lógica del ciudadano: el robo del celular, el raponazo, las lesiones personales… todo esto termina siendo muy grave para el ciudadano.

¿Cómo lo vamos a mejorar? Yo creo que el tema de investigación en las Unidades de Reacción Inmediata es fundamental. De nada le sirve a usted tener un fiscal, si no tiene quién le recaude la prueba. Y, si usted no tiene quién le recaude la prueba, usted la presenta ante un juez en la solicitud de medida de aseguramiento y se le cae la medida, entonces esas personas vuelven a la calle.

Necesitamos fortalecer la investigación con una reestructuración interna, que es la que estamos presentando al Congreso el 16 de marzo, y con procedimientos internos de reasignación de procesos.

¿Esa reestructuración qué implica?

Un mayor número de investigadores en diferentes zonas del país, un mayor enlace con las alcaldías locales que tienen, además, la característica de ser jefes de Policía y utilizar mecanismos de informática. Hoy usted puede determinar en qué barrios, de qué ciudades, se están cometiendo los hurtos.

Un segundo tema, priorización. Escoger unos casos que sean muy importantes para la ciudadanía para darle respuestas rápidas y mandar un mensaje de seguridad al ciudadano.

¿Cómo va a evitar los aplazamientos para que dejen de vencerse los términos?

Propongo que, cuando se vaya a presentar ese aplazamiento, si es por razón que un juez no puede hacerlo, sea reemplazado por otro juez, ahí mismo. Si es por cuenta de que el abogado defensor no está o está incapacitado, vaya con su suplente. Eso nos va a permitir a nosotros avanzar. Podríamos establecer unos parámetros como los delitos contra patrimonio público, delitos sexuales contra los menores.

¿Qué pasó con el primer vicefiscal? ¿Pecó de inexperiencia?

Yo le propuse al doctor Juan Francisco Espinosa que me acompañara en la vicefiscalía, dos días después él me presenta unas razones familiares que yo las tenía que aceptar. Son las únicas razones que él me presenta. Entiendo que ha habido suspicacia en la opinión pública.

A mí no me presiona nadie con cartas, nadie con mensajes, nadie con llamadas. Todas las actuaciones de esta Fiscalía General van a ser enmarcadas en la imparcialidad de la justicia. No voy a generar un linchamiento de mis funcionarios por cuenta de presiones de sectores que están muy preocupados porque llegan funcionarios que han venido trabajando el tema durante los últimos 20 años.

¿Por qué salió Claudia Carrasquilla, la fiscal de hierro?

Creo que los funcionarios tienen un ciclo. La doctora Claudia Carrasquilla fue una gran funcionaria en la Fiscalía, pero acaba de llegar una funcionaria que es absolutamente maravillosa, 26 años en la entidad, que es la doctora Carmen Torres, que manejaba la seccional Bogotá.

¿Qué va a pasar con Odebrecht?

Para mí Odebrecht es una especie de punto de honor. Yo no tengo ningún tipo de relación con esa empresa. A mí me dicen Odebrecht, es como si me dijeran cualquier empresa. Ya, con la vicefiscal, vamos a recibir la próxima semana todos los reportes de en qué va ese proceso, el principio de oportunidad y tomar todas las decisiones que haya que tomar.

Eso implicará que los responsables, que aún faltan o que deben llegar en torno a ese proceso le den la cara al país. Aquí no se puede permitir que en el caso Odebrecht las cosas queden como han quedado. En ese orden de ideas, recojo lo que se hizo durante la anterior administración, pero yo iré hasta las últimas consecuencias en Odebrecht.

Voy a revisar el principio de oportunidad, quiero ver el acuerdo de cooperación que hay entre Brasil y Colombia.

La muerte de Jorge Enrique Pizano

Yo no he entrado a mirar caso por caso, llevamos seis días, pero ese es otro de los temas que miraremos. Cualquier decisión compleja que se tenga que tomar en esta Fiscalía, tengo los fiscales que son autónomos, pero si hay mayores dudas, tenemos elementos legales como la convocatoria de comités que permitan acompañar al fiscal del caso.

Interbolsa

Le di una instrucción a una fiscal delegada ante la corte, la doctora Alexandra Ladino, quien tiene, además, estos procesos para que verifiquemos en qué situación se encuentran ante los jueces porque ese caso ya no está en la Fiscalía, para que busquemos rápidamente agilizar y que no nos prescriba la acción penal en parte de esos procesos.

No es la acción propia solamente de la Fiscalía, es que tenemos que hacer unas alianzas con los jueces y ver cómo podemos resolver, entre todos, la posibilidad de darle a los colombianos justicia pronto.

El caso de Aída Merlano, ¿insiste en que no va ampliar lo que dijo esta señora o investigar lo que ella dijo?

Ella sale y hace una declaración en Venezuela sobre estos temas. La pregunta es la siguiente: ¿cuál es la razón legal para que yo pueda como fiscal general enviar grupos de fiscales a Venezuela? No existe.

Yo no soy autoridad consular ni autoridad diplomática en este país. No existen mecanismos de cooperación judicial hoy, como normalmente se utilizan. No voy arriesgar la vida de mis funcionarios, de mis fiscales ni de mis investigadores en un territorio que no tiene ni estado de derecho ni justicia ni absolutamente nada.

¿La señora Aída Merlano quiere hablar? Se le dio la posibilidad de hablar y no quiso cuando salió de acá. Todo lo que señaló está en este momento en la Fiscalía General. Pero, si ella quiere, con mucho gusto y, como fiscal, me voy aquí a la frontera y la espero, que se entregue y que proceda a un principio de oportunidad.

Lo que está pasando es que el sainete que se montó en Venezuela es para extorsionar la justicia colombiana. No voy a permitirlo.

¿Lo que dijo no es suficiente para iniciar una investigación?

Lo que se dijo ahí (en Venezuela), lo dijo acá en la Corte Suprema de Justicia. Hay que más bien preguntarse qué está buscando la señora Merlano en Venezuela al hacer eso.

Esta señora, de volver al país, inmediatamente, por los mecanismos legales, yo le garantizo la seguridad que necesite y que presente, en virtud de un principio de oportunidad lo que quiere hacer, pero, en el fondo, pues ella no lo va a hacer.

¿Qué va hacer con la sala esperanza de la Fiscalía, que sirvió para las chuzadas?

No voy a permitir interceptaciones ilegales o cualquier mecanismo que esté por fuera de la ley.

Qué opina de esta declaración del general (r) Mario Montoya ante la JEP: “Mis soldados eran ignorantes que no sabían ni siquiera ir al baño”. Y que eso en buena medida podría explicar los falsos positivos.

Inadmisible porque cuando uno va a la Jurisdicción Especial de Paz es para decir la verdad. Se requiere un poquito más de claridad con el país frente a esos temas. Eso que él dijo no tiene mayor sentido. Es necesario ir mucho más allá por las víctimas de este país.

No tengo ni una posición de derecha ni izquierda en el marco de la Fiscalía.

¿Le conviene al país tener un fiscal que es el mejor amigo del presidente?

No hay ningún tipo de inhabilidad por ser amigo o enemigo de alguien. Él tiene unas competencias constitucionales, yo tengo otras. En ese orden de ideas, yo no fui elegido por Iván Duque, yo fui elegido por la Corte Suprema de Justicia. El requisito para ternar no puede ser ser enemigo del presidente o ser miembro de un partido opositor al presidente.

Yo no estoy aquí por ser amigo de nadie, soy una persona que probablemente tengo la mayor formación de personas de mi edad en este país. Soy doctor, tengo dos maestrías, tengo una profesión, he escrito 10 libros, 20 años de experiencia, etc. Yo no estoy aquí por ser un privilegiado, estoy aquí por ser un luchador.

 

Ver Comentarios

d

X
Publicidad