Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Tumban millonaria condena contra el Estado en el caso Jaboque

El magistrado que estuvo detrás de este caso fue Carlos Vargas Bautista, hoy detenido y acusado de torcer procesos a cambio de dinero.

Radican ponencia de la reforma tributaria para segundo debate: ¿qué ajustes se hicieron?

En un documento de 29 páginas el Consejo de Estado revocó la condena de $64.200 millones que hace ocho años le impuso a la Nación y al Acueducto de Bogotá el Tribunal de Cundinamarca en cabeza de un exmagistrado que hoy está acusado de torcer fallos a cambio de dinero: Carlos Alberto Vargas Bautista. Un proceso que, según su expareja, la abogada Kelly Andrea Eslava, fue manipulado desde el principio y por el cual se habría pactado una tajada correspondiente al 20 por ciento de ese monto: $12.800 millones. Casi nada.

Hace una semana Eslava le dio una entrevista exclusiva a este noticiero en la que explicó cómo funcionó durante años esta organización criminal que, según ella, era manejada por Vargas Bautista. De acuerdo con su relato, Vargas la llevó a un desayuno con el hoy congresista Néstor Leonardo Rico y un particular que representaba los intereses de un sujeto que reclamaba un predio ubicado en el humedal Jaboque en Bogotá. Tras el desayuno, Eslava quedó encargada de litigar el pleito ante el despacho de su pareja sentimental. Un negocio redondo.

Publicidad

“No había proceso y ya se estaba repartiendo los resultados, eso es ilógico, pero ahí está lo lesivo de lo que sucedió”, le dijo Eslava a Noticias Caracol y añadió: “Entonces le digo (a Vargas) cómo es la cosa. Me dice: ‘No, tienes que trabajar el caso, revisas los papeles, ves la viabilidad, presentamos la demanda y la cesión de derechos litigiosos es para garantizar nuestros resultados’. ¿De quiénes? ‘De Leonardo, tuyo y mío’”.

Por estos hechos, el congresista Rico fue llamado a indagatoria por la Corte Suprema de Justicia. Según Eslava, tras ese desayuno, la condena millonaria contra el Estado era solo cuestión de tiempo, así como la coima de casi $13.000 millones. Todo se cuadró, dijo, para darle apariencia de legalidad a un proceso chueco.

Publicidad

“Era un caso que era tema de conversación de nosotros, o sea ‘oye, cómo va’, ‘ya notificaron’, ‘están los papeles’, ‘ya libraron los oficios’, ‘verifica si ya llegaron las pruebas’, ‘oye vamos a hacer la inspección judicial’, ‘habla con el abogado para el tema de las pruebas’. O sea, el cuido era conjunto, él (Vargas) desde allá, desde adentro de la baranda, y yo fuera de la baranda. Era un bloque de protección que tocaba hacerle al caso”, contó.

Más allá del proceso penal contra Vargas Bautista y el congresista Néstor Leonardo Rico, el Consejo de Estado determinó que Jorge Enrique Cortés nunca fue dueño del predio La Providencia que reclamaba en el humedal Jaboque y, por eso, revocó la condena contra la Nación.

Publicidad

“Uno no dimensiona el daño que provoca, cierto, en terceros, en instituciones, en credibilidad, en confiabilidad, qué fuerte es no poder confiar en la institucionalidad, y todos criticamos eso, pero yo fui un factor de pena, de tristeza y de fraude en todo esto”, concluyó la testigo Eslava.

De esta manera se puso punto final a una controversia administrativa de más de una década. En el plano penal, sin embargo, todavía falta que la Corte Suprema determine si Vargas Bautista y el congresista Rico son o no responsables de los delitos por los cuales los acusa Kelly Eslava.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.