Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no
cabezote-cs-tokio-2020@2x.png

¡Estuvo imparable! Luka Doncic arrasó con Argentina e impuso un récord en los Juegos Olímpicos

Hizo lo que quiso y estos números, que le bastaron para entrar en la historia de las justas deportivas, lo demuestran.

Luka Doncic, en los Juegos Olímpicos de Tokio
Luka Doncic, en los Juegos Olímpicos de Tokio
Getty Images

La subcampeona mundial Argentina sufrió una dura derrota 118-100 ante la debutante Eslovenia, en el baloncesto de los Juegos Olímpicos, en el que sucumbió ante el festival protagonizado por la estrella de la NBA, Luka Doncic; 48 puntos, 11 rebotes y cinco asistencias en 31 minutos.

El base de 22 años, que no jugó los últimos cuatro minutos, se quedó cerca del récord anotador en unos Juegos Olímpicos que tiene, desde Seúl 1988, la leyenda brasileña Oscar Schmidt, cuando metió 55 puntos contra España. Eso sí, igualó la segunda mejor marca, lograda por el australiano Eddie Palubinskas ante México en Montreal 1976.

"No pudimos nunca. Doncic hizo lo que hizo, como quiso. Todo lo que intentamos lo vulneró, ni un segundo pudimos pararlo. Y eso generó espacios para todos. Es muy difícil encontrar un partido con tantos puntos en contra. Debemos reaccionar", reconoció el seleccionador argentino Sergio Hernández.

Esta derrota complica el panorama del equipo sudamericano, en un grupo C que incluye a la campeona mundial España y a la anfitriona Japón. Las dos primeras selecciones de cada llave y las dos mejores terceras (de las tres llaves) juegan los cuartos.

En su regreso al básquet internacional, desde el título europeo de 2017, Doncic evidenció que está en otra dimensión. Argentina no encontró la manera de defenderlo y así de sencilla fue la clave de su derrota.

"Diría que prefiero una medalla de oro con Eslovenia porque juegas para tu país y eso significa algo. Pero no me importarían las dos", había avisado el base antes de comenzar el torneo cuando le pidieron que eligiera entre el título olímpico y el anillo NBA.

Publicidad

El niño maravilla del básquet esloveno se había empeñado en debutar en unos Juegos con un recital. Y vaya que sí lo hizo, decantando la balanza en la primera mitad con 31 puntos (4/9 en triples) y 8 rebotes para irse al descanso con 20 puntos de ventaja. Una distancia que ya fue insalvable para Argentina.

Dichos registros, le bastaron para imponer un récord. Gracias a los 31 puntos en los primeros dos cuartos, se convirtió en el jugador con la mayor anotación de la historia en la primera mitad de un partido olímpico, demostrando por qué es uno de los hombres de élite del baloncesto.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.