colombia
4:42 pm - 18 de Julio de 2018

#LideraLaVida: reviva acá la entrevista con el procurador Fernando Carrillo sobre líderes sociales

Artículo

El jefe del Ministerio Público habla sobre la campaña que lidera, junto a Noticias Caracol, Blu Radio y El Espectador, en contra de la violencia.

Fernando Carrillo respondió, a través de las redes sociales de nuestro noticiero, las inquietudes de los televidentes y cibernautas. Participe en la campaña usando el numeral #LideraLaVida y reviva acá la entrevista completa:

Estos son los momentos más importantes del diálogo de Fernando Carrillo con Noticias Caracol: 

Noticias Caracol (NC): ¿Qué es un líder social?

Fernando Carrillo (FC): Hay tres factores que son fundamentales para que haya liderazgo social: primero, una voz que se levanta y es relevante; segundo, la defensa de los derechos, no solo los humanos y tradicionales de la vida, también los derechos sociales, la educación, la salud y el medio ambiente, la tierra, los derechos de las comunidades étnicas; y tercero, la participación. Esa voz y esa defensa de derechos se articula en un escenario donde hay unas comunidades que oyen a una persona, que lleva la bandera arriba, y van acompañándola en un proceso social de indiscutible importancia.

NC: ¿Por qué es tan grave que asesinen a un líder social en una comunidad?

FC: La mayor relevancia y el daño terrible que se le hace una comunidad es que se trunca un proceso, se decapita la estrategia de una comunidad para defender sus derechos, o frente al Estado o frente al crimen organizado. No estamos hablanmdo únicamente de asesinar a una persona, sino de decapitar todo un proyecto. En el caso de un defensor de tierras, el caso de Temístocles Machado en Buenaventura, eran décadas de defensas de los derechos territoriales de una comunidad. Son los liderazgos más importantes dentro de una comunidad porque obedecen es, exactamente, a su capacidad de compromiso por una causa común. No hay una defensa particular o individual, no es mi bolsillo o los intereses de mi familia, sino la convicción en que hay que defender una causa.

NC: ¿Qué contactos ha tenido sobre este tema con el presidente electo, Iván Duque?

Iniciamos la semana, el lunes, con un gran encuentro y el lanzamiento de una mesa por la vida, que tiene como único propósito concientizar a la gente y recibir las inquietudes de todas las organizaciones sociales que han sido víctimas del asesinato de los líderes. Estuvimos en Santander de Quilichao con más de 70 organizaciones. Ayer (martes) tuve la oportunidad de comentarle al presidente electo de Colombia, el doctor Duque, lo que pasó en Santander de Quilichao el lunes. Él me manifestó no solo su preocupación, su compromiso para cerrar filas con todos los organismos del Estado, sino que me dijo: 'organicemos un encuentro con las organizaciones sociales antes de que yo tome posesión y yo participo'. Estamos, precisamente, en ese esfuerzo. Yo creo que tiene que ser una de las primeras tareas del gobierno, aquí hay que parar este desangre, y yo creo que el presidente electo lo sabe. 

NC: Cristian 12 pregunta, a través de @NoticiasCaracol: ¿Se puede repetir de verdad el exterminio de la Unión Patriótica?

FC: Todos esperamos que no, por eso es tan importante tratar de parar esta máquina de asesinar a los líderes sociales. Creo que este proceso de reconciliación que debemos protagonizar tiene un elemento fundamental que es la no repetición. Lo que los colombianos debemos saber, y por eso todos nos debemos sumar a esta causa, es que no podemos permitir que se repita ese exterminio. Y por eso hay que denunciar, hay que colaborar con las autoridades, por eso hay que participar en este tipo de campañas.  

NC: Muchas autoridades han dicho que no hay una sistematicidad, que son casos aislados muchos de ellos. ¿La Procuraduría cómo ve estos crímenes? Se han visto más desde diciembre de 2016, cuando se firma el acuerdo de paz, hasta ahora. ¿Hay sistematicidad?

Hablar de lo cuantitativo siempre es chocante, pero uno puede hablar de centenares de muertos desde la firma del acuerdo. Coincide además con lo que eran esas zonas de conflicto, con la presencia de actores armados, de cultivos ilegales, de nuevas bandas criminales. Nosotros hemos dicho que hablar de sistematicidad en general es muy problemático y complejo, pero sí hay una serie de patrones; no hay un actor único, no hay un plan único de exterminio, pero sí hay patrones de exterminio que se convierten en fenómenos generales. Caso específico, por ejemplo, los defensores de derechos territoriales, quienes han estado defendiendo sus tierras contra los usurpadores, contra los despojadores. Ahí ha habido sistematicidad.

NC: Catica Lina nos pregunta: ¿Quiénes están detrás de los crímenes de los defensores y líderes sociales?

FC: Dentro de las investigaciones de la Fiscalía, uno podría decir: bandas criminales, las disidencias de las FARC, el Ejército de Liberación Nacional y todas estas bandas lamentables de lo que antes se llamaban paramilitares que hoy responden a otras motivaciones, pero son claramente bandas de delincuentes comunes en donde, por supuesto, hay mucho sicariato, mucho encargo de asesinato, pero sobre todo el interés de callar a los líderes sociales.

NC: Hay algo grave y es que hay una gran impunidad frente a este tema. No se sabe quién es el autor material e intelectual de estos crímenes y se quedan en la impunidad…

FC: Esa es una característica que es lamentable, porque si hay algo que ha sido sistemático es la impunidad. Tenemos que avanzar mucísimo más y tener clarificadas la mayoría de estas muertes para atacar las causas. Está definido cuáles son las zonas territoriales donde se producen la mayoría de asesinatos: el Cauca, Nariño, Antioquia, Norte de Santander, Córdoba, todos coincidiendo con la presencia de grupos armados ilegales o con la historia de estos 50 años de conflicto. 

NC: Edgar Zambrano nos pregunta: ¿Por qué cree que la sociedad colombiana es tan indiferente frente a estos crímenes? 

FC: Porque no los siente cercanos y eso es triste decirlo. Hemos estado en un país tan fracturado por la desigualdad que los que estamos en las ciudades no vemos lo que está pasando en el mundo rural y en la Colombia profunda. Cuando hicimos el proceso constituyente de 1991, tratamos por primera vez el país junto y, a partir de allí, la concientización de que somos un solo país. Es lo que debe gobernar el imaginario de los colombianos y lo que nos une, pero seguimos un poco pensando en función de unos patrones de funcionamiento del país que ya debemos superar. 

Lo que está pasando es una tragedia en todo el sentido de la palabra, es una tragedia humanitaria y hay que pararla. Hemos dicho que, si nosotros logramos movilizar al país, vamos a inmovilizar a los asesinos de los líderes sociales. 

Aquí otras frases del procurador Carrillo: 

- Si uno no sabe cuáles son los procesos sociales en los que estaban involucrados, si uno no sabe el legado que han dejado todos estos líderes que han desaparecido, simplemente los descalifica. Buena parte de la responsabilidad del país ha sido estigmatizarlos, de lado y lado, diciendo: "esos son izquierdistas y comunistas" o "esos eran paramilitares". El país está tan fracturado que hay que buscar siempre un puente.  

- Aquí no hay licencia para matar en este país. Muchos siguen creyéndolo, pero en Colombia no hay licencia para matar por ninguna razón. 

- Nosotros hemos iniciado ya 20 investigaciones en el caso de funcionarios locales, de alcaldes y gobernadores, que han mirado para otro lado en el caso de los líderes sociales. Lo quiero reiterar: ellos tienen la obligación de velar por la vida y la integridad de todos los ciudadanos de los territorios en donde son la máxima autoridad. Que se atengan a las consecuencias si no lo hacen. 

- Ellos (los criminales) saben que el proceso de paz es fértil en la medida que surjan esos liderazgos sociales. Luego, a lo que le están apuntando los victimarios y los asesinos es a matar, con los líderes sociales, las posibilidades de la paz y la reconciliación en Colombia. 

- ¿Qué opina de la frase: 'ser líder es colgarse una lápida en este país'? Eso hay que desterrarlo, hay territorios donde eso está sucediendo, pero para eso estamos sentados acá, poniendole la cara a ese problema. Hay que dejar que una frase como esa quede en el pasado. 

- El velatón es una cuota inicial, pero acá tiene que haber una movilización masiva. Este es un fenómeno que hay que rechazar, no solo retóricamente, sino que se tiene que levantar la sociedad. Lo hemos visto en sociedades europeas, donde por un muerto se levanta toda una comunidad a rechazar, y aquí ya llevamos centenares. 

- Si nosotros vamos a mirar para otro lado y vamos a seguir permitiendo que de manera paulatina se vayan sacrificando las vidas de tantos colombianos que han cometido el único pecado de defender los derechos de sus comunidades, tarde o temprano van a venir por nosotros. Por eso la importancia de levantar la voz, de rechazar de manera enérgica lo que está sucediendo, de colaborar con las autoridades. 

Ver Comentarios

d