#lomástrinado
11:32 am - 22 de Julio de 2018

Abuelita sobrevivió al holocausto Nazi y ahora tiene su propia banda de Heavy Metal

La mujer huyó de Austria tras la invasión alemana y se ocultó en Suiza. Tras darse cuenta que nadie la escuchaba decidió hacerse artista en este género.

Inge Ginsberg pareciera ser una anciana de 96 años como cualquier otra. Ya no puede maquilarse sin que le tiemblen las manos, no hay expresión facial que no esté marcada por una arruga y su piel tiene cientos de machas típicas de quien ha estado casi un siglo expuesta al sol. Su forma de vestir también es de alguien bastante mayor: vestidos más largos de la rodilla, finos collares de perlas y un cabello tinturado de rubio para disimular un poco las canas.

Sin embargo, esta anciana tan “común y corriente” es una sobreviviente de la invasión Nazi a Austria y, además, a su avanzada edad, es una de las artistas más destacadas en el Death Metal en YouTube.  

Ginsberg nació el 27 de enero de 1922 en Viena, Austria, -ciudad de grandes músicos como Franz Schubert y Johann Strauss-. Tras la invasión Nazi a estos territorios, el 12 de marzo de 1938, su padre fue capturado y enviado a los campos de concentración de Dachau. Sin embargo, ella, su madre y su esposo alcanzaron a huir a Suiza, en donde estuvo en varios centros de refugiados y de trabajo en las ciudades de Lucerna y Lugano.

Al acabar la guerra, ella migró a Estados Unidos. Allí también tuvo una vida fuera del común de la época: se casó dos veces más, fue periodista y hasta trabajó de espía para la OSS -una agencia predecesora de la CIA-. De forma paralela, compuso para grandes artistas como Dean Martin, Nat King Cole y Doris Day.

Pasaron los años y ella seguía escribiendo canciones y poemas, pero, como ella misma afirma al diario The New York Times, ya nadie la quería escuchar. No obstante, un día unos amigos vieron los textos que había realizado y le dijeron que esas “letras sobre sangre y muerte” definitivamente sonaban como ‘Death Metal’.

Desde entonces esta mujer, que en ese momento tenía 93 años, se dedicó a este género musical, al que muchos consideran que es solo para voces jóvenes, y se unió a la banda TritoneKings -agrupación compuesta por un guitarrista, un pianista, un baterista y esta añeja voz principal-.

Aunque no puede entonar los típicos sonidos guturales de este estilo musical, sus líricas cargadas de mensajes sociales y reflexiones sobre el calentamiento global han creado un nicho en Facebook y YouTube. “Estamos envenenado las flores, estamos cortando los árboles. Y cuando todo esté echado a perder escucharemos el llanto que dice: ¿Qué hemos hecho?”, dice uno de sus temas más famosos.

En 2016 el éxito de los TritoneKings y su vocalista recorrió todo el mundo cuando se presentaron en el programa ‘Suiza tiene talento’ y pasaron a segunda ronda. En esa ocasión Ginsberg aseguró que quería cantar hata que tuviera 120 años ya que para ella la única forma de mantenerse vivo es “rodearse de gente joven y hacer cosas que nunca se habían hecho antes”.

Quién sabe si esta anciana metalera llegue más allá del siglo de vida, pero mientras tanto su fama sigue aumentando. La cineasta Leah Galant plasmó su historia en un corto documental para el diario The New York Times. En este, Ginsberg, que lució un poco cansada y con problemas para recordar sus temas en el escenario, aseguró que seguirá cantando porque quiere llevar dos importantes mensajes a los jóvenes: “No destruyas lo que no puedes reemplazar” y “No puedes evitar la muerte, así que ríete de ella”

Ver Comentarios

d