#lomástrinado
5:00 pm - 23 de Abril de 2015

Cumplió 102 años y le dieron el mejor regalo de su vida

Por: 
Noticiascaracol.com

¿Qué le regalaría usted a una mujer que acaba de cumplir 102 años de vida? El archivista Mark Cantor encontró el obsequio ideal para Alice Barker, una centenaria con un pasado marcado por el ritmo.

Barker fue bailarina profesional durante la época dorada de Harlem, entre 1930 y 1940. Se presentaba en clubes como El Apolo, Cotton Club y Zanzíbar Club, con leyendas como Frank Sinatra, Gene Kelly y Bill ‘Bojangles’ Robinson.

Aunque participó en películas, comerciales y programas de televisión, esta mujer nunca se había visto en ninguno de ellos. De hecho, sus recuerdos se empezaron a diluir con el paso de los años.

Cantor, de Jazz on Film, logró recopilar un tesoro audiovisual que llevó a Alice, para que lo viera a través de un computador portátil.

“Yo me decía a mí misma: ‘me están pagando por hacer algo que disfruto hacer y lo haría gratis’”, expresó Barker mientras observaba el video.

Tuvieron que pasar casi ochenta años para que la exbailarina viera en una pantalla los mejores momentos de su vida. La espera valió la pena.

El halago de una niña a Michelle Obama

La primera dama de los Estados Unidos recibió, tal vez, uno de los piropos más honestos por parte de una niña que le preguntó sobre su edad. Ocurrió durante la jornada Llevemos a nuestros hijos e hijas a un día de trabajo.

 

La niña Anaya Brodie le preguntó a Michelle Obama cuántos años tenía. Lo que ocurrió a continuación vale la pena que lo cuenten sus propias protagonistas. Así fue el diálogo:

Anaya:

<<¿Cuántos años tienes?>>

Michelle:

<<¿Cuántos años tengo? Tengo 51 años>>

<<¿Qué significa eso? ¿Qué es esa mirada?>>

<<¿Qué fue eso, nena? No te pude escuchar>>

Anaya:

<<¡Tú eres demasiado joven para tener 51!>>

Michelle:

<<¡Gracias! Deberías venir a darme un abrazo. Dame un abrazo por eso>>

Música para los oídos de la primera dama, que hoy se siente más joven que siempre.

Una enfermera fuera de serie

La joven Bailey llevaba 11 días en el hospital con su cuerpo paralizado de la cintura para abajo y sin que los médicos lograran descubrir la causa. La parálisis desapareció como llegó, de un momento a otro.

Bailey, entonces, quiso darle la sorpresa a su enfermera favorita. Y lo hizo a lo grande: se movilizó en su silla de ruedas hasta donde se encontraba la mujer, se levantó y empezó a caminar.

Los gritos de sorpresa y júbilo se escucharon en todo el piso del hospital. Una escena conmovedora que ha sido premiada con más de cuatro millones de reproducciones por los cibernautas.

El trino del día

Se celebró el Día del Idioma y los tuiteros brillaron por su prosa.

Ver Comentarios

d