Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Destilería de whisky contrata un perro para que haga control de calidad con su agudo olfato

El nuevo y llamativo trabajador de la firma William Grant & Sons es un cocker spaniel de un año. ¿Cómo cumplirá sus labores?, vea los detalles.

Whisky.
Pixabay / referencia

Mantener la tradición. Esa es la idea de la destilería escocesa de whisky Girvan, de la cual la firma William Grant & Sons es propietaria, por lo que se decidió contratar a un perro para que haga funciones de control de calidad, según informó el Daily Express .

Rocco, un cocker spaniel de un año, será el encargado de olfatear las imperfecciones en la madera en la que se añeja el fino licor en Escocia.

"El sentido del olfato de un perro como Rocco es 40 veces más fuerte que el de un humano", explicó Chris Wooff, director asociado de William Grant & Sons, sobre la decisión.

Rocco tendrá entonces que detectar imperfecciones en la madera de las barricas en las que se añeja el whisky y reportar sus hallazgos a sus supervisores.

"La madera es un material natural y la destilación del whisky es un proceso orgánico, por lo que nuestro trabajo es asegurarnos de que todo sea perfecto a medida que el whisky envejece en las barricas de roble", agregó Wooff.

"Por eso lo hemos seleccionado y entrenado especialmente para que capte el olor de cualquier cosa que no sea del todo correcta, a medida que el whisky madura", añadió.

Publicidad

Y aunque en otras industrias, como la del vino, se usan otras tecnologías para detectar las fallas, William Grant & Sons quería "mantener la tradición" del uso del olfato natural de un perro en el complejo y cuidado proceso de control de calidad.

"La capacidad de Rocco para olfatear una gran cantidad de toneles en un corto período de tiempo significa que es una adición fantástica a nuestro equipo", destacó Wooff.

La firma encargó a Lianne Noble, la jefa de la destilería, de la comida, las rutinas, el cuidado y el ejercicio de Rocco.

La mujer declaró ante los medios locales que aunque la función del perro es mantener la calidad del whisky su llegada a la compañía trajo un beneficio secundario.

"Los ánimos se levantan dondequiera que Rocco esté trabajando, la gente no puede evitar sonreír en su presencia", relató.

Y aclaró que no permitirá que nadie moleste al joven cocker spaniel, protagonista de esta curiosa historia , porque se trata de "un perro de trabajo" y no de "una mascota".

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias