Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Dueño de una tienda terminó regalándole comida a joven que entró a robar

“Llamar a la Policía no iba a resolver su problema de hambre”, explicó el señor tras decidir que era mejor darle una lección de vida que un castigo tras las rejas.

robo tienda
En lugar de llamar a la Policía, el dueño del local permitió al joven que robaba tomar alimentos para que saciara el hambre
Cortesía 13abc

Jitendra "Jay" Singh es un emigrante de la India que tiene un local en Ohio, Estados Unidos. Ha recibido comentarios positivos gracias a la acción que tuvo con un adolescente que entró a robar en su establecimiento y que le confesó que lo hacía por hambre.

"¿Quieres que llame a la Policía o me vas a devolver eso?", con esta frase encaró al joven cuando se dio cuenta, por medio de las cámaras de seguridad, que no se trataba de un cliente sino de un bribón que empacaba golosinas en sus bolsillos.

Publicidad

Con la parsimonia de quien se ve descubierto sacó unos dulces y los puso en el mostrador, pero Jitendra sabía que había más en ese pantalón. Al ver que no había una total colaboración, le pidió a un trabajador que tomara el teléfono y llamara a la Policía.

Mientras tanto, le preguntó al ladronzuelo por qué hacía eso y este le reveló: “tengo hambre, estoy robando para mí y para mi hermano”. Al escuchar la desgarradora respuesta no solo le indicó a su empleado que colgara, también tomó una decisión poco común: "Si tienes hambre, pregúntame y te daré comida. Eso no es un problema".

Publicidad

El joven que entró a robar siguió en el supermercado, pero esta vez en compañía del señor Singh, quien le permitió tomar alimentos como pizzas y sánduches.

Una clienta que presenció el hecho decidió contar la historia, que llegó a medios locales . Le consultaron por qué había optado por no llamar a las autoridades y esto dijo: "Todavía es un niño y esto quedaría en su historial. Sería etiquetado como un ladrón y no podría hacer nada en su vida. No tendría un buen trabajo. Llamar a la Policía no iba a resolver su problema de hambre".

Publicidad

Ahora los clientes que llegan al local del señor Singh lo felicitan por su buen corazón, pero él insiste en que no hizo “mayor cosa”, sino que “hice lo que cualquier ser humano normal hubiera hecho en esa situación".

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.