#lomástrinado
10:58 pm - 13 de Febrero de 2018

Era el estudiante más problemático de su clase, aun así, esta profesora lo adoptó

Por: 
Noticiascaracol.com

Estuvo a punto de renunciar a su trabajo por culpa del menor, pero una señal del cielo los convirtió en familia.

Cuando Chelsea Haley conoció al pequeño Jerome Robinson, de 12 años, quien tenía la fama de ser un niño terrible en Baton Rouge, una escuela de Luisiana en Estados Unidos. Al poco tiempo, la mujer comprobó que los rumores eran ciertos, el menor no le permitía dictar clase.

“De cierta forma su comportamiento era muy malo. Pensaba: ‘yo no puedo hacer esto más, no quiero ser profesora’”, cuenta Haley a ABC News al referirse a la mala actitud del niño en el aula.

Todo cambió cuando el tenaz estudiante fue suspendido por varios días de la institución educativa. La maestra se propuso a ayudarlo.

La mujer intentó de varias maneras acercarse en clase a el menor, pero las cosas no funcionaban. “La única forma de congraciarme con Jerome era conocerlo y construir una relación”.

Para dicha labor, la docente comenzó a ir a los entrenamientos de fútbol y basquetbol del pequeño. También lo llevaba a la casa, le compraba comida y útiles escolares. Gracias a estas acciones, Chelsea se dio cuenta que su pupilo habitaba en condiciones de extrema pobreza.

Este vivía en la casa de sus abuelos junto a su hermanito de tres años y su madre. La relación entre la progenitora e hijo era bastante difícil, sobre todo desde que el padre de Jerome falleció.

“Descubrí que él era ingenioso, inteligente y amable. En los días en los que aun quería arrancarme el pelo del desespero, recordaba que detrás de exterior de chico rudo, había un niño pequeño necesitado de amor”, agregó.

En año 2015, Haley terminaba el contrato en la escuela, pero decidió extenderlo por un año más para seguir ayudando a su protegido.

La mujer cuenta que, ya finalizando ese tercer año, Dios se le apareció en sueños para revelarle que ella iba a ser la nueva mamá de Jerome. Al principio, confiesa, que la causó mucha risa la simple idea de ser madre.

Solo fueron necesarios dos días para que su sueño se hiciera realidad. La maestra fue junto a Jerome, el hermano y la madre de estos a cenar. Durante esa comida, Haley le dijo a dicha familia que pronto se iría de la escuela. A lo que la madre sorprendida respondió: “puedes irte, pero quiero que lleves a Jerome y Jace (el hermano) contigo”.

Dos meses después, Chelsea Haley oficializó la adopción de Jerome y de Jace. Ahora los tres viven en un suburbio de Atlanta, Georgia, en donde el estudiante problema pasó a ser un alumno destacado.

“Ella siempre confió en mí. Esto es una lección de que uno nunca debe rendirse y de seguir intentándolo así digan lo que digan”, dijo Jerome, que ahora tiene 16 años.

Ver Comentarios

d