#lomástrinado
5:00 pm - 22 de Julio de 2015

En la piel: campaña para corregir tatuajes con errores de ortografía

Por: 
Noticiascaracol.com

Para los que creían que algunas cosas no tienen solución, el Instituto Caro y Cuervo se ha ingeniado una campaña para corregir errores de ortografía y de redacción tatuados en la piel.

Invita, a través de las redes sociales, a enviar una foto de un conocido que tenga un tatuaje que atente contra la buena escritura, para que uno de los mejores tatuadores del país remedie su problema.

La iniciativa ha despertado un interés inusitado por el patrimonio idiomático de parte de los tuiteros:

Ya lo saben, si conocen a alguien con ese “horror” ortográfico grabado en la piel, ¡denúncielo con la etiqueta #CaroyCuervoInk!

Las huellas de la maternidad

Pocas madres como la neozelandesa Julie Bhosale se atreven a mostrar sus cuerpos después de dar a luz. Ella, nutricionista de profesión, decidió mostrar en las redes sociales una verdad infalible: las huellas de la maternidad.

En una sociedad más preocupada por cómo nos vemos y no cómo nos sentimos, destaca Bhosale, quien le declaró la guerra a los estereotipos que presionan a las madres a lucir casi perfectas después del parto.

Bhosale, en su blog, publicó imágenes sin retocar de su cuerpo desde la semana 37 de embarazo. La serie de fotografías incluye una tomada 24 horas después de dar a luz y otras que, semana a semana, registraban los cambios en su anatomía.

[[{"fid":"157798","view_mode":"default","fields":{"format":"default","field_file_image_alt_text[und][0][value]":"Blog de Julie Bhosale","field_file_image_title_text[und][0][value]":"Blog de Julie Bhosale"},"type":"media","attributes":{"height":20,"width":20,"alt":"Blog de Julie Bhosale","title":"Blog de Julie Bhosale","class":"media-element file-default"}}]]

La bloguera terminó su manifiesto con un mensaje de aliento para otras madres que, como ella, han experimentado cambios radicales en sus cuerpos: “nutre el amor de adentro hacia afuera y no olvides que eres preciosa, eres increíble, eres una madre”.

Una gaviota, en el lugar equivocado

Todo transcurría con normalidad en un campo de golf hasta que Jordan Wright intentó dar el golpe perfecto, con tan mala suerte que la pelota impactó a una gaviota que descansaba sobre el césped a unos cincuenta metros del jugador.

“¡Acabas de matarla!”, le dijo su amigo, que grababa la escena. El golfista abandonó el campo visiblemente afectado.

El video alcanzaba este miércoles 1,4 millones de reproducciones.

Ver Comentarios

d