Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

La joven que es alérgica al agua: beberla le corta la lengua y sudar le causa erupciones

Cuando tenía 10 años le diagnosticaron urticaria acuagénica, una rara condición que afecta a pocas personas el mundo. Conozca cómo pasa sus días.

joven alérgica al agua.PNG
La joven de 22 años contó que actualmente toma 9 pastillas para mantener controlado su padecimiento -
foto tomada de Instagram @livingwaterless.

Tessa Hansen-Smith es una joven de 22 años que sufre de urticaria acuagénica, una rara enfermedad que la vuelve alérgica al agua y que afecta a pocas personas alrededor del mundo.

Aseguró que sus fluidos corporales le pueden causar sarpullidos y diferentes dolencias.

"Es una condición realmente difícil de tener, ya que soy alérgica a mis propias lágrimas, saliva y sudor. Soy muy propensa al agotamiento por calor y tengo que evitar la actividad física. Incluso, tengo que ser transportada por mi campus en la universidad porque, de lo contrario, llego a mi clase con fiebre, migraña y erupciones, lo que hace que sea muy difícil concentrarme”, aseguró al medio de comunicación Mirror .

Narró que beber agua le causa lesiones en la boca y que ciertos alimentos complican su padecimiento.

"Sufro de mucha fatiga muscular y náuseas también. La enfermedad generalmente es causada por comer algo con mucha agua en alimentos como algunas frutas y verduras. Incluso beber agua puede causarme cortes en la lengua", expuso.

Publicidad

La joven recalcó que notó que algo no estaba bien cuando tenía 8 años. En esa época, ella solía bañarse con frecuencia y después de cada ducha le salía un sarpullido extraño.

Esa situación la obligó a que solamente se pueda bañar dos veces al mes.

"Tengo mucha suerte porque mi madre es médica, así que cuando seguía saliendo con estas erupciones su primera suposición fue que era alérgica a mi jabón o champú. Con esto en mente, los sacamos uno por uno para ver a qué productos no reaccionaba”, expresó.

Hoy, toma más de nueve pastillas al día y es consciente que su enfermedad no tiene cura.

“Tener urticaria acuagénica puede ser un juego mental a veces, es difícil tomar tantas tabletas todos los días sabiendo que en realidad nunca se detendrá. Con frecuencia me recuerdan que no hay cura para la urticaria acuagénica y que nunca estaré completamente mejor, lo que definitivamente es algo difícil de escuchar a veces", afirmó.

Asegura que intenta que su vida sea la de una joven normal: “Hago todo lo posible para tomar las cosas un día a la vez porque algunos días son mejores que otros”.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias