#lomástrinado
6:50 pm - 13 de Octubre de 2016

¡Magia! Orangután imita truco de un ilusionista y emociona a todos

Por: 
Noticiascaracol.com

El maestro del ilusionismo Matt G jugó su carta: un as de corazones que pegó al vidrio de seguridad que lo separaba de Raj, el orangután más popular del zoológico británico de Colchester. El naipe de la baraja traspasó el cristal y llegó a manos del animal.

El truco de magia resultó increíble, pero aún más la reacción de Raj que quiso imitar al mago y devolverle la carta de la misma manera.

El orangután intentó fijar el as de corazones al vidrio. El naipe, sin embargo, cayó al suelo. Aunque no funcionó, la inocencia del orangután ha emocionado a miles en las redes sociales. 

El video, publicado por Matt G en su perfil de Facebook, hace magia en este mundo necesitado de creer que lo imposible es posible.

Hermoso gesto de juego limpio

El árbitro pitó un tiro de esquina, pero antes de que se cobrara uno de los jugadores se dio cuenta que los cordones de su botín izquierdo se habían soltado y no sabía cómo amarrárselos.

Este futbolista, que no tendría más de cinco años de edad, le pidió ayuda a un rival que no tuvo problema en agacharse y hacerle un doble nudo.

Sonrientes, los pequeños futbolistas se dieron la mano y el partido continuó. Ocurrió en la Liga Intercolegial Infantil de Fútbol de Córdoba, en Argentina. Jugaban los niños del colegio Corazón de María y los de San Buenaventura.

Un gesto de compañerismo, de juego limpio y de gran inocencia que hoy aplauden miles de usuarios en las redes sociales.

Trancón de koalas

Un koala macho tomó una decisión extrema para poder llegar a su destino. Y es que su propia familia se había quedado dormida en la mitad de una rama y le interrumpía el paso.

El animal, en una maniobra acrobática, pasó por encima de su pareja y sus dos crías, superando así el trancón y alcanzando otra rama que estaba a menos de un metro. La escena fue grabada en el Sydney’s Wildlife Zoo, en Australia.

¡Ojalá fueran así todos los trancones!

Un policía en apuros

Un policía de tránsito en China terminó agarrado al parabrisas de un vehículo manejado por una persona en aparente estado de embriaguez.

El conductor se dio a la fuga con el agente sobre el capó del carro. Fueron más de dos minutos de angustia para el uniformado que jamás se soltó.

Al final, el fugitivo entró en razón y detuvo el automóvil. El policía, con el rostro desencajado, no podía creer que siguiera con vida.

 

Ver Comentarios

d