Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Niño pone uñas acrílicas para ayudarle a su familia a pagar cirugías que su hermanito necesita

Gabriel empezó a trabajar junto a su madre en un pequeño salón de belleza y ya cuenta con decenas de clientas que llegan a buscarlo. Esta es la conmovedora historia.

Gabriel Quimbar, niño de 9 años que se dedica a poner uña acrílicas
"Lo que quiero es seguir ahorrando todo lo posible para su operación"
|Tomada de Facebook

El amor por la familia mueve montañas y el de un hermano lo puede todo, al menos así lo siente Gabriel Aarón Quimbar, quien a sus 9 años trabaja arduamente poniendo uñas acrílicas para poder ahorrar y ayudarle a sus padres a costear las cirugías para su hermanito de 4, que sufre de cáncer testicular.

La familia, originaria de Nuevo Laredo, México , tiene un salón de belleza donde la madre del menor, Blanca Guzmán, ha trabajado durante varios años para sostener a su familia, razón por la cual Gabriel quiso aprender a decorar uñas acrílicas, para poder aumentar la capacidad de clientela y así ayudar a sus padres.

Publicidad

Cuando se conoció la conmovedora historia de Gabriel, cientos de nuevas personas empezaron a llegar al salón de belleza para buscarlo y que fuera él mismo quien les pusiera las uñas acrílicas.

Su trabajo ha ganado tal reconocimiento que cobra 150 pesos mexicanos por manicura (cerca de 30.000 pesos colombianos) y cada centavo lo guarda para que su hermanito Bryan pueda ser sometido a las cirugías que necesita para contrarrestar el cáncer testicular que sufre.

Publicidad

“No sabemos cuántas cirugías van a ser, estamos esperando aún, ya que no hemos podido solventar los gastos y llevarlo con el médico que nos está esperando”, relató la mamá de los niños, quien además afirma que el trabajo de Gabriel es mucho más costoso, pero que “es el precio que él consideró para apoyar a su hermano”.

Publicidad

Por su parte, Gabriel se mantiene motivado gracias a las palabras de aliento de sus clientas. “Me dicen que me van a estar apoyando y hay unas que me han ayudado a ahorrar todo lo posible. Lo que quiero es seguir ahorrando todo lo posible para su operación”, le contó a Azteca Noticias .

Además del negocio de las uñas acrílicas, la familia realiza rifas y busca distintos métodos para recaudar fondos.

Publicidad

En cuanto al padre de los menores, Víctor Quimbar, solo tiene palabras de agradecimiento para Gabriel, pues afirma que su trabajo es complicado y no puede trabajar tiempo completo, ya que esto le impediría atender al pequeño Bryan.

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.