#lomástrinado
5:51 pm - 23 de Julio de 2018

No renuncia congresista de EE. UU. que se bajó los pantalones y gritó insultos racistas en show

Artículo
Por: 
EFE 

El famoso comediante Sasha Baron Cohen le hizo creer a Jason Spencer que era un exagente del Mossad y que esas eran técnicas “antiterroristas”.

Spencer descartó hoy dimitir a pesar de la polémica en que se ha visto envuelto al ser víctima de una broma del famoso cómico en la que fue grabado usando la palabra "nigger" (un fuerte insulto racial en Estados Unidos) con los pantalones bajados hasta los tobillos.

La polémica se desató este domingo con la emisión del programa "¿Quién es Estados Unidos?" en la que el humorista británico, disfrazado y maquillado, había logrado convencer al legislador de la Cámara Baja por Georgia de que era un antiguo agente de los servicios de inteligencia israelíes convertido en especialista en prevención de atentados terroristas.

Tras convocar a Spencer en un gimnasio, Baron Cohen le propone varios ejercicios para evitar un posible ataque terrorista.

En uno de ellos, Baron Cohen le dice que, en caso de secuestro, debe intentar llamar la atención a toda costa, para lo que le sugiere emplear "la palabra prohibida en Estados Unidos que empieza por N".

El congresista comienza entonces a gritar a todo pulmón: "¡Nigger, nigger, nigger!".

Para su sorpresa, al término del ejercicio, el presunto instructor le espeta: "¿Estás loco? La palabra es 'nonny' (coño), no esa palabra; esa palabra es asquerosa".

En el siguiente ejercicio, Baron Cohen convence al político de que la mejor manera de "intimidar" a un yihadista es confrontarlo con el trasero al aire ya que, según dice, los islamistas consideran que en caso de entrar en contacto con las nalgas de otro hombre se convertirán en homosexuales.

Spencer se baja entonces los pantalones, pero el instructor le convence de que, tal y como afirman en el Mossad, "si quieres ganar, enseña piel", por lo que el congresista acaba bajándose los calzoncillos también y persiguiendo de semejante guisa al supuesto instructor, mientras corre de espaldas por todo el gimnasio y grita "¡Estados Unidos!".

La emisión del vídeo ha generado un gran revuelo y ha llevado a algunos miembros de la oposición a exigir la renuncia de Spencer, cuyo mandato concluye en noviembre y que no se postula a la reelección al haber perdido recientemente las primarias de su partido.

Spencer ha rechazado dimitir en un comunicado enviado a los medios de comunicación.

"Me disculpo con mi familia, amigos y con la gente de mi distrito por este episodio ridículamente feo. Hay quien me pide la renuncia. Recientemente perdí las elecciones primarias, así que no puedo volver a ser elegido. Así que concluiré los cinco meses de mandato que me quedan y abandonaré mi escaño", zanjó el congresista.

Ver Comentarios

d