personajes
10:05 am - 5 de Julio de 2017

Sofía Gómez Uribe, la mujer que en las profundidades del mar encontró su ascenso al éxito

Artículo

Foto: Instagram Sofía Gómez

Ella recuerda divertida su primer aguante de la respiración. No tenía más de diez años y junto a su hermana Paulina se metieron a la piscina inflable de la casa y se retaron. Olvidó si ganó.

Hoy tiene 25 años aunque parece de 18, es ingeniera civil de la Universidad de Medellín y es cuarta en el ranking mundial en el deporte de apnea, una modalidad que consiste, básicamente, en aguantar la respiración el mayor tiempo posible bajo el agua.

Sofía cuenta ahora con cuatro récords panamericanos y uno suramericano, a lo que se suma que el 5 de julio de este año, Sofía Gómez Uribe batió récord mundial en la modalidad peso constante con bialetas, al descender 84 metro en menos de tres minutos.

A finales de noviembre de este año fue reconocida como una de las mejores deportistas del país al lado de Rigoberto Urán, Fernando Gaviria, Eider Arévalo y Yuberjen Martínez, entre otros.

Nació en Pereira el 15 de abril de 1992, de niña vivió un año en Bogotá pero sus padres la trasladaron a Medellín después. En esta ciudad ha cumplido sus sueños. A los 10 años comenzó en la natación con el nado sincronizado.

Fue hasta el 2013 que tomó este deporte en serio, cuando un amigo llamado Carlos Correa, también apneista, la invitó al mar y le enseñó rápidamente algunas técnicas de concentración. Mar adentro, con todas las medidas de seguridad, Sofía logró llegar hasta los 25 metros de profundidad. Terminada la semana había alcanzado los 40 metros.

Dos años después, tras duros entrenamientos, comenzó su carrera como apneista. Se dio cuenta de algo, en medio de la presión del agua, la oscuridad y la concentración: que este deporte es 70 por ciento mente y 30 por ciento cuerpo. Por ello siempre que entrevistan a Sofía afirma que su éxito se debe a la “terquedad”.

Entonces comenzó a crecer, a ser reconocida en un deporte poco apreciado en un país que prefiere el fútbol, el ciclismo, el tenis o el boxeo.

Sofía ha alcanzado seis récords nacionales entre los cuales están tres récords de apnea de profundidad, modalidad que comenzó a entrenar hace dos años.

Cuenta también con un récord bolivariano, alcanzado en los pasados Juegos Bolivarianos celebrados en Perú; en noviembre de 2013 uno de sus máximos logros fue un récord Panamericano en apnea dinámica con equipo, y alcanzó otro récord en el V Campeonato Panamericano de Apnea celebrado en septiembre del 2014 en Chiapas, México.

A esto se suma dos récords Panamericanos en Peso constante con aletas e inmersión libre, alcanzados en la competencia Vertical Blue celebrada en Long Island, Bahamas, en abril del 2016.

En agosto pasado, y con la mirada de los mejores apneistas del mundo sobre ella, batió un récord Panamericano al alcanzar una profundidad de 96 metros con monoaleta: “Estoy súper contenta con mi inmersión, con muchas ganas de seguir entrenando esta modalidad y llegar más profundo Esta profundidad me deja en el cuarto puesto en el mundial”, dijo en su cuenta de Instagram.

Sus planes ahora son seguir en este deporte, dejando a un lado su carrera de ingeniería civil. El rápido avance en su rendimiento y su precipitado éxito le han dado la confianza suficiente para querer ser la mejor en el mundo. Sabe que es difícil. Ella puede estar bajo el agua poco más de cinco minutos sin respirar, pero el récord mundial en mujeres está en los nueve minutos y medio.

Ahora quiere seguir viajando por el mundo sin dejar su amor por Medellín, la ciudad que les abrió las puertas a sus sueños, donde viven sus padres, donde su madre enciende una vela cada vez que sabe que su hija se va a hundir bajo el agua.

Temas relacionados: 
Ver Comentarios

d