mascotas
4:56 pm - 16 de Marzo de 2019

De cachorro juguetón a viejito pausado: ponga atención a los trastornos geriátricos de su mascota

De cachorro juguetón a viejito pausado: así les llega la vejez a las mascotas | Noticias Caracol

Por: 
Noticiascaracol.com

No todos los comportamientos anormales son producto de la vejez. Hay que poner atención para aprender a vivir con ellos.

“El envejecimiento es un proceso natural al que todos vamos a llegar, tanto los humanos como los animales. Es como el final de nuestros días pero que tiene que ser con calidad y donde todos vamos a terminar, entonces es aprender a llevar el envejecimiento. Eso es natural” aclara el neurólogo veterinario Sergio Garzón.

Al igual que en las personas, la edad en las mascotas se hace evidente por signos que empiezan a aparecer. Visión y audición disminuyen, correr y jugar será menos atractivo, parecerán más cansados, el control sobre sus esfínteres no será tan preciso y las inevitables canas poblarán su cuerpo.

Hasta aquí, lo normal, pero, con la vejez también pueden llegar enfermedades que requieren de más atención y dedicación.

Un síndrome de proceso neurodegenerativo se puede dar en perros y gatos de edad avanzada, generalmente después de los 14 años. Inicia con cambios en la conducta, empiezan a perder conciencia de dónde están, a no reconocer objetos que reconocían antes, ni siquiera a la familia.

Lo que sucede es que se empiezan a perder unas sustancias en el cerebro que se encargan de la memoria, que se encargan del estado de ánimo, explica el veterinario.

Otros síntomas son: caminan en círculos, se levantan en las noches y cuando se levantan empiezan a aullar, como si estuvieran buscando algo. Hacen pipí o popo donde no deben, salen al parque y se pierden. En ocasiones también empiezan a ponerse agresivos con el dueño o con otros perritos y antes no lo eran.

Ante alguno de estos comportamientos acuda de inmediato a su veterinario. El déficit cognitivo no se cura por ser una enfermedad neurodegenerativa, pero los síntomas sí pueden aminorar con un tratamiento adecuado que les regrese la calidad de vida.

No necesariamente porque es viejito ya lo tengo que sacrificar, no es una razón ni médica, aclara el experto. La recomendación no puede ser otra más que darle amor y tener mucha paciencia si esto llega a suceder.

Ver Comentarios

d