Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Héroes de cuatro patas: así entrenan a los perros en Colombia para detectar el COVID-19

Su maravilloso olfato es la esperanza de un grupo de investigadores que batalla contra el coronavirus. Uno de los caninos es un pitbull que era usado en peleas callejeras.

El olfato es el rey de los sentidos en los perros y es por eso que un proyecto de la Universidad de Antioquia -con apoyo de las universidades Nacional y de Wisconsin- entrena en Colombia a varios caninos para detectar con su poderosa nariz el COVID-19.

“Se sabe que por fisiología los perros tienen más de 20 billones de receptores olfativos, ellos son capaces de olfatear y discriminar cada uno de los ingredientes que hay en una sustancia”, explica Felipe Valencia, médico veterinario, investigador del proyecto Dog Savior.

“También se sabe que los perros son capaces de utilizar exclusivamente el 40 por ciento de su cerebro para poder procesar la información que obtienen a través de la percepción olfativa”, agrega valencia.

Esa agudeza ha hecho que hoy en día los perros integren unidades de antinarcóticos, antiexplosivos y hasta selectos grupos de alerta médica y de biodetección.

“Sabemos de perros que son capaces de detectar el cáncer, perros que son capaces de alertar a su guía sobre la posibilidad de tener un episodio de hipoglicemia o un episodio de epilepsia, entonces esto fue una motivación para nosotros y poder trabajar nuestros perros para saber si ellos eran capaces de identificar la presencia del SARS-CoV2”, cuenta el médico veterinario.

Así nació el proyecto Dog Savior, una investigación científica integrada por médicos especialistas en enfermedades infecciosas del grupo "gripe" de la Universidad de Antioquia, al cual se unieron médicos veterinarios expertos en diferentes áreas. Con el respaldo de las universidades Nacional y de Wisconsin en Estados Unidos comenzó esta maravillosa aventura.

Publicidad

“El proyecto de investigación nos pedía que los perros identificaran la presencia del SARS-CoV2 y nos mostraran donde estaba, entonces al perro le teníamos que enseñar primero esa discriminación del olor y posteriormente que nos generara una conducta para enseñarnos que ahí estaba”, dice Valencia.

Los perros fueron entrenados con procesos de refuerzos positivos, en donde el incentivo siempre era un premio.

Pero no a todos hubo que enseñarles solamente a identificar el COVID-19, dentro del grupo de héroes de cuatro patas hay una historia más profunda aún.

Niño, de las peleas callejeras a detectar el coronavirus

Niño, un pitbull, hacía parte del ilegal mundo de los perros de peleas y cuando alguien consideró que no iba más, lo abandonaron. Estuvo dos días amarrado en un parque, con un bozal puesto que no le permitía ni comer ni beber; hasta que alguien que tuvo más compasión que miedo lo rescató.

“El comportamiento de él cuando llega a Fitness de 4 patas es la de un perro claramente con problemas de hostilidad y es un perro que tiene una conducta poco amigable”, señala Fredy Bustamante, rescatista.

Publicidad

El proceso fue largo. Niño pasó por varios entrenadores y ninguno era capaz de atenuar la violencia a la que lo indujeron por años.

“Inmediatamente supimos que al perrito no lo iba a recibir nadie en adopción, entonces se inició un proceso de evaluación y fue ingresado al centro de entrenamiento K9 donde su comportamiento y sus problemas de agresividad fueron corregidos”, recuerda Bustamante.

“Niño cuando llegó al centro de entrenamiento fue un reto no solo en la parte profesional sino en la física porque realmente fueron varios momentos donde la integridad de los entrenadores se vio comprometida. Entonces para mí es un logro poder haber hecho de un perro que no tenía un buen pronóstico de vida, que incluso era candidato a eutanasia, poderlo tener hoy en el centro de entrenamiento, corriendo y aprendiendo de él”, asegura el veterinario Valencia.

En qué va la investigación

La investigación surtió dos etapas, la in vitro donde los perritos detectaron el virus en recipientes. y la in vivo, que se adelantó con personas en el hospital San Vicente de Paul y en la Gobernación de Antioquia.

“En el proyecto contamos con la presencia de un médico veterinario virólogo y durante el entrenamiento de los perros también se les realizaron varias pruebas PCR a ellos para determinar que fueran negativos a la patología, entonces en todo momento en el proyecto, la integridad y la salud de los perros fue primordial”, manifiesta el veterinario.

Publicidad

El proyecto de investigación está en fase de análisis de datos y pronto conoceremos el desempeño de estos héroes de cuatro patas y el impacto que tendrían en el diagnóstico temprano del COVID-19:

Entretanto, Niño lleva cinco meses caminando al lado de su médico veterinario y entrenador, sacando pecho y con la frente en alto, demostrando que las segundas oportunidades sí existen, que toda historia tiene dos caras y que esta es una verdadera vida de perros... ¡pero de perros héroes!

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO