Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

¿Racismo a la hora de adoptar mascota? Vea en qué consiste el síndrome del perro o gato negro

Hay una teoría que señala que los animales de este color tardan más en ser adoptados, independiente de la raza, sexo o edad. Hablan expertos.

Por desgracia, la discriminación por color no solo sigue presente en la sociedad, sino que incluso traspasa las fronteras de la especie. Paola Castillo, de la fundación Doggy in home, asegura que “no es un secreto que existe el racismo” al momento de que las personas elijan entre una mascota y otra.

“Nosotros día a día lo vivimos en la fundación”, señala.

Asimismo, Michelle Russi, fundadora de Agatha adopciones, afirma que dicha discriminación no se puede negar “porque hay gente que cree que son animales malos” y que “tienen que ver con la brujería”.

Esto ocurre debido al síndrome del perro o el gato negro, que no es una enfermedad, sino que consiste en todas las creencias infundadas, prejuicios y rechazo que muchas personas tienen hacia los animales de ese color.

La ciencia se ha ocupado de estudiar este fenómeno identificando su origen y varios aspectos clave que provocan el rechazo a los animales negros.

“Proviene de las prácticas que la iglesia Católica realizó en la Edad Media y que fueron vinculadas a la Inquisición y en donde el felino era vinculado a la brujería y al diablo. El papa Gregorio IX, en el siglo 13, escribió que efectivamente los gatos tenían una relación directa con el diablo”, dice Germán Gómez, sociólogo e investigador de la Universidad Nacional.

Publicidad

Creencias que hicieron absurdamente carrera y desembocaron en la asociación del color negro con lo malo y lo oculto, al tiempo que lo blanco recibió una connotación de pureza y paz.

“Esto se da porque básicamente la gente o las personas son muy dadas a creer en cuestiones supersticiosas, a veces pretenden explicar situaciones o hechos fortuitos que nada tiene que ver con, por ejemplo, los gatos negros”, afirma el sociólogo.

Paola Castillo considera que el 70 % de la personas prefiere un animalito de otro color.

“Cuando uno adopta, lo de menos es el color, cuando uno adopta , es el amor que uno pueda ofrecer y creo que ellos, por ejemplo, no se fijan en uno en el color, en el tipo de pelo, en la vestimenta. Ellos se fijan en el amor que uno les puede ofrecer permanentemente”, anota Russi.

Por ello, invitan a apreciar a estos animalitos, muchos de los cuales están sufriendo en las calles, y a ofrecerles amor.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO