medellín
8:06 am - 3 de Diciembre de 2018

Así recuerda su familia al coronel Jaime Ramírez, quien combatió como ninguno al narcotráfico

Fueron él y sus hombres de la Policía Antinarcóticos los que allanaron en 1984 el complejo cocalero más grande del mundo: Tranquilandia.

Hace 30 años, la mafia lo asesinó a mansalva cuando volvía de un paseo familiar.

“Ese día, el día que hicieron ese operativo yo creo que tanto el ministro Rodrigo Lara como mi papá sentenciaron su vida, porque ellos trabajaban impunemente. La cantidad de droga que cogieron en ese lugar era absurda”, manifestó Jaime Ramírez Méndez.

El hijo del coronel Ramírez lo dice sin anestesia: a su papá la mafia lo sentenció a muerte en marzo de 1984 tras el allanamiento de la Policía Antinarcóticos y la DEA al complejo cocalero más grande del mundo: Tranquilandia.

“Le decían Tranquilandia porque durante años trabajaron tranquilamente allá”, expresó Ramírez Méndez.  

Ubicada entre las selvas del Meta y Caquetá, Tranquilandia tenía nueve laboratorios y ocho pistas clandestinas, desde allí los narcos despachaban a sus anchas casi 14 toneladas de coca cada semana. La gallina de los huevos de oro del narcoimperio de Pablo Escobar había quedado al descubierto.

“Él se sintió últimamente como muy desprotegido y muy solo en su lucha”, señaló Helena Méndez, viuda del coronel.

El coronel Jaime Ramírez Gómez combatió como nadie a esos traquetos que dirigían a decenas de sicarios con metralletas que se tomaron Colombia. La mafia juró venganza, Ramírez logró aguantar la embestida de sus balas casi 32 meses, hasta el 17 de noviembre de 1986, cuando cayó cerca de Bogotá y tenía apenas 46 años.

Doña Helena Méndez, su esposa, jamás pudo olvidar el sonido de las ráfagas que segaron la vida del valiente coronel, muerta del susto se bajó de aquel carro agujereado y trató de socorrer a sus hijos, también heridos y se topó de frente con el asesino que remató a su esposo.

“Me puso el arma así contra el pecho, yo le supliqué que por favor no me matara, entonces él se retiró, se acercó a la ventana donde estaba Jaime inclinado ya, y quiso rematarlo y lo remató con un disparo acá en el oído”, señaló Méndez.

Volvían de un paseo familiar y justo cuando 36 tiros lo atravesaron todo, este hombre, un emblema de la lucha antinarcóticos le confesaba a su familia que se sentía solo.

“Cuando llegamos a la clínica yo estaba con él ahí y pues estaba lleno de huecos, no había ninguna forma de salvarlo por la cantidad de tiros y lo que se me ocurrió fue cogerle el anillo de matrimonio y se lo guardé”, recordó su hijo.

Ni las amenazas ni los sobornos doblegaron al coronel Ramírez, le llegaron ofertas de todas las orillas, incluso, de oficiales de la policía pero jamás cedió a las tentaciones de la mafia.

Lo asesinaron a escasas dos semanas de su ascenso a general. Doña Helena dice que tuvo que luchar durante siete años con la burocracia de la policía para que le dieran el ascenso póstumo. Lo logró, pero jamás le reajustaron la pensión.

Vea también: 

Vídeo

Víctimas de Pablo Escobar dan su testimonio sobre esa violenta época que marcó sus vidas

Vídeo

Verdadero o falso: varios mitos rodean a Pablo Escobar aún 25 años después de su muerte

Vídeo

Las últimas horas del sangriento narcotraficante Pablo Escobar

Vídeo

Estamos llevando a cuestas la historia de Pablo: hermana del extinto capo

Ver Comentarios

d