medellín
6:31 am - 27 de Julio de 2017

Capturan a hombre señalado de atroz crimen de dos jóvenes en supuesta casa de pique en Guatapé

Bladimir Ramos Landero, detenido en operativo en Guatapé.
Artículo

Se trata de un presunto delincuente identificado como alias ‘Ramírez’, quien cayó en un operativo contra la banda La Piedra junto a 62 personas.

A esa organización delincuencial, además, la Policía le atribuye 16 homicidios.

Estos, creen las autoridades, habrían sido ordenados por Bladimir Ramos Landero, alias ‘Ramírez’, presunto jefe de sicarios de la banda que actúa en El Peñol.

Uno de los casos más sonados es el que ocurrió a finales de abril de este año y que terminó con la muerte de Sebastián Puerta Rendón y William Flórez Barrera, que estuvieron cuatro días desaparecidos y después fueron hallados muertos en una finca de Guatapé.

La guerra de narcos que hay detrás del atroz asesinato de dos jóvenes...

El día de la desaparición, la Policía capturó a dos adultos y a un menor de edad por este doble crimen. Al día siguiente, el CTI allanó la finca y encontró “que las paredes de la casa de la finca estaban recién pintadas y que los pisos fueron lavados con ACPM, al parecer para ocultar rastros de sangre en el lugar”.

Además de alias ‘Ramírez, en el operativo cuyos resultados fueron dados a conocer este miércoles también fueron detenidos ‘El Apa’ y ‘Ricardo’, desmovilizados del extinto Bloque Córdoba de las Autodefensas Unidas de Colombia.

El golpe contra la banda a la que le sindican la venta de 580.000 dosis de droga a turistas de El Peñol y Guatapé fue resultado de seis meses de investigación.

Los investigadores, según la Policía, establecieron que la organización delictiva trabaja para la estructura criminal Los Chatas, y sería la responsable de al menos 16 de los 29 homicidios registrados en esa región del país, al parecer en medio de una guerra a sangre y fuego con la banda Pachelly (ambas de Bello –Antioquia) la venta de droga.

Durante el operativo fueron incautadas siete armas de fuego (cinco revólveres, una pistola y una escopeta), dos granadas de fragmentación, cartuchos y un alijo de marihuana. Y para evitar la venta de droga, se llevó a cabo la demolición de un inmueble que era usado para la comercialización de estupefacientes.

Al año, esa organización podría obtener ganancias de 6.800 millones de pesos por la distribución y venta de 580.000 dosis de marihuana y cocaína.

La estrategia para la distribución de estupefacientes era el uso de una línea telefónica y las redes sociales. Las entregas se hacían por vía terrestre y por agua, en recorridos que se hacía por el embalse de Guatapé.

Otra modalidad usada consistía en alquilar fincas y residencias, que se rotaban semanalmente, para vender la droga.

Ver Comentarios

d