medellín
3:39 pm - 15 de Julio de 2015

Con gelatina sin sabor, médico pretendía cerrar heridas de cirugías plásticas

Artículo
Por: 
Noticiascaracol.com

Al médico Carlos Ramos Corena le siguen apareciendo víctimas. Hoy dos mujeres provenientes de Yopal, Casanare y Pereira, Risaralda, fueron hasta el Concejo de Medellín para contar sus conmovedoras historias.

La primera de nombre Yenny Marcela comenzó su calvario en enero del año 2014, cuando fue operada en la Clínica Quiroestetic para una reducción mamaria y, ante el fracaso del procedimiento, indicó que fue revictimizada por el médico Carlos Ramos Corena con dos nuevas intervenciones en la Clínica Alameda y en la Clínica Palmares.

Contó que uno de esos procedimientos, que consistente en el cierre de las heridas, fue hecho con poca anestesia. Dijo que pagó la suma de 9 millones 700 mil pesos y como resultado obtuvo deformaciones graves en sus senos, y las recomendaciones del médico fueron de sanarse las heridas rellenándolas con gelatina sin sabor.

Contó que fue necesaria la intervención de un médico cirujano de la Clínica el Rosario, quien se conmovió de su situación, luego de que el médico Eric Almenares, compañero de fórmula de Ramos Corena, la dejara sin solución a su delicada situación.

“Mis senos están completamente destruidos. Esto es terrible. Mi vida cambió totalmente y,  ya no puedo ni siquiera ir a una piscina y vine a rendir mi testimonio para que las mujeres entiendan que no deben ponerse en manos de cualquier médico, como Ramos Corena,  que engaña haciéndose publicidad con modelos reconocidas”, afirmó Yenny Marcela.

Por su parte, Lina María Londoño, contó que la “carnicería” se inició en abril de 2014, cuando se sometió al bisturí de este médico para una reducción mamaria.

El procedimiento se complicó hasta el punto que su seno derecho hizo necrosis y,  la prótesis debió ser removida completamente por otro cirujano, y, hoy un año después ha tenido que aprender a convivir sin su seno derecho.

Dijo que cuando conversó con Ramos Corena sobre su situación éste lo único que le aconsejó fue extraer la prótesis y luego pincharla con una pinza para proceder a hacerle la respectiva reclamación a la firma aseguradora.

Manifestó que no ha logrado que Ramos Corena responda por los daños causados, que no solamente la tienen ahora con un seno amputado, sino que además le destruyó la glándula mamaria.

Afirmó que al venir a Medellín y darle la cara a los medios de comunicación pretende “llamar la atención de todas las mujeres de Colombia para que no se conviertan en víctimas de este médico, que engaña, suplanta y simula con otros médicos que firman las historias clínicas, cuando en realidad quien opera es él”.

Los abogados de estas dos mujeres, Jorge Lopera y  Jack Suaza informaron que ahora adelantan procesos a favor de ellas ente la Fiscalía, en el centro de conciliación y ante El Tribunal de Ética Médica de Antioquia.

Ver Comentarios

d