medellín
10:36 am - 11 de Agosto de 2015

Ejército guardó silencio frente al caso del Congresista conducido a la IV Brigada

Artículo
Por: 
Noticiascaracol.com

Altos mandos de la Séptima División del Ejército, con sede en Medellín, guardaron silencio frente al caso en el que un Congresista fue conducido hasta las instalaciones de la IV Brigada porque al parecer obstaculizó el reclutamiento de jóvenes en la capital antioqueña.

Según explicaron voceros de la Séptima División, pese a que el caso se presentó en una de las vías de Medellín, fue un procedimiento efectuado por militares adscritos a la Brigada 18 con sede en Arauca. (Lea también Representante a la Cámara presuntamente retenido por el Ejército, al tratar de evitar una batida

Este hecho, según la guarnición militar con sede en la capital antioqueña, interfiere para un pronunciamiento frente al tema.

El Representante a la Cámara Víctor Correa, quien fue subido a un camión y conducido a la IV Brigada por interferir en el procedimiento, aseguró que es muy grave que a los jóvenes se les estén vulnerando sus derechos con mentiras.

Correa exigió que el Ejército aclare qué hacían militares de Arauca realizando una batida en Medellín, hecho que según él es ilegal.

En la noche de este lunes la Jefatura de Reclutamiento del Ejército Nacional, emitió un comunicado, algunos de cuyos apartes dicen lo siguiente:

1. El comité de incorporación del  Batallón de Ingenieros N°18, General Rafael Navas Pardo, perteneciente a la Brigada N°18, se encontraba realizando el proceso de compelación (Viene de la palabra compeler, que significa “Obligar a alguien, con fuerza o por autoridad, a que haga lo que no quiere”) en la ciudad de Medellín, ya que en estos momentos nos encontramos en la incorporación del octavo contingente del 2015, Soldados Regulares.

2. Los 6 jóvenes que se encontraban en el camión de manera voluntaria, fueron conducidos al Distrito Militar N° 24, con el fin de verificar su situación militar, una vez allí, en presencia de una delegada de la Defensoría del Pueblo de Medellín, se les explicó a cada uno, de acuerdo a su situación, el procedimiento que debían realizar para definir su situación militar, tal como lo establece la ley 48 de 1993; ninguno de los jóvenes fue incorporado.

3. El procedimiento  se desarrolló con respeto, transparencia y sobre todo bajo los parámetros constitucionales. 

Ver Comentarios

d