medellín
4:24 pm - 30 de Agosto de 2018

El Federico que parte en dos la historia de la Alcaldía de Medellín

Su chispa contagia a otros funcionarios y sirve de ejemplo para lograr la inclusión de personas con discapacidad a entornos laborales.

Su nombre es Federico Arango Kerguelen, tiene 22 años y desde el primero de agosto de 2016, día en el que llegó a trabajar en el archivo del despacho del mandatario local, el entorno cambió.

“Es una persona muy sensible, muy cariñosa. Nunca había tenido el privilegio de trabajar con una persona de estas condiciones, que le renuevan a uno el alma, que contagia alegría”, afirma Jairo Palacios Fernández, uno de los funcionarios con más antigüedad en la Alcaldía.

De igual manera piensa Juan José Jiménez, auxiliar administrativo del archivo que comparte labores con Jairo y Federico.

“Hace una linda labor, es un compañero excepcional”, dice.

Y lo sustenta al recordar la manera de saludar de Federico y lo que transmite cada uno de los cuatro días que acude a cumplir con su labor: “Lo primero que hace es abrazarnos. Eso nos reconforta, nos transmite una energía muy linda, no por su condición sino por su forma de ser”.

Federico, a quien cariñosamente llaman ‘’Fede’, es el encargado de dar traslado a su tocayo, el Alcalde de Medellín, los radicados, documentos y misivas que se gestionan en el archivo y en los que el mandatario debe estampar su rúbrica.

Ejemplo de superación

‘Fede’ llegó a la Alcaldía de Medellín luego de un acercamiento entre su familia y Federico Gutiérrez cuando este estaba en campaña para ocupar el cargo.

“Cuando lo conocí tenía una camiseta que decía discapacidad. Con una equis tachaba dis, y cuando usted elimina las barreras aparecen las capacidades. Eso un ejemplo a seguir para la empresa privada y el sector público”, contó Gutiérrez.

Una vez en el cargo, el mandatario ubicó a la familia de ‘Fede’ y se inició una búsqueda para que este fuera parte de un proceso de inclusión laboral en el que participaron su mamá Marta Kerguelen, su papá, el reconocido arquitecto Gabriel Arango, sus dos hermanas y el Instituto Maestro Guillermo Vélez Vélez que queda en el barrio Aranjuez.

Este último jugó un papel importante a la hora de identificar sus fortalezas para que estas fueran potenciadas y lograr una ubicación adecuada del joven.

Han pasado 761 días y ‘Fede’, quien se define como fiel seguidor de James Rodríguez, el Real Madrid, amante de la música de Michael Jackson, de Sebastián Yatra, la Selección Colombia y admirador y agradecido del profe Pékerman, los resume en cuatro palabras: “Ah, yo soy feliz”.

En la misma situación de ‘Fede’ están en Antioquia 302 personas en condición de discapacidad que según el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) han sido insertadas en el mercado laboral este 2018.

Su llegada al sector público y al privado ha sido de la mano de, entre otras, fundaciones como Best Buddies, que por medio de su programa Oportunidad Laboral ha llevado a 617 personas a conseguir un empleo en 36 ciudades este año.

La mayoría de ellos, según Ana Mejía, la gerente del programa, en Medellín, Bogotá y Barranquilla.

La organización está en Colombia desde 2003 y desde 2005 arrancó con Oportunidad Laboral y a la fecha ha logrado empleos para 1.300 personas con discapacidad.

“Hacemos acompañamiento porque no solo es el tema laboral. Lo importante es verlos no a partir de lo que les falta sino de las capacidades y competencias que tienen”, explicó Mejía.

En ese sentido también fue importante que Gabriel, el papá de ‘Fede’, inició una campaña para que él nunca fuera visto como alguien con limitaciones y logró cosas sorprendentes.

‘Fede’ aprendió a nadar, a leer y de ahí que tenga la capacidad de revisar la prensa, por medio de la cual se enteró que hay una alta posibilidad de que Pékerman abandone la tricolor y por eso le deja este mensaje:

Ver Comentarios

d