medellín
8:21 am - 13 de Julio de 2016

El trágico final de una mujer que fue testigo de un acto sicarial en su barrio

Artículo
Por: 
Noticiascaracol.com

Ser testigo del asesinato de un joven el 20 de abril del año pasado, no muy lejos de su casa, en el barrio Calazans, en el occidente de Medellín, puso a Piedad Omaira Vergara en la mira de una peligrosa banda del sector que, según las autoridades, maneja la extorsión, el homicidio y la desplazamiento forzado.

Las amenazas de la pandilla conocida como ‘Los Paracos’, se materializaron en las horas de la tarde del pasado martes 12 de julio, cuando el hijo menor de Piedad Omaira la halló en el interior de su casa con dos impactos de bala en el rostro.

Las autoridades al llegar al sitio entrevistaron a varios vecinos de la víctima pero afirmaron no haber visto ni escuchado a nadie ingresar a la vivienda donde también funcionaba un café internet.

Según el reporte diario de homicidios de la Alcaldía de Medellín, el hijo de Piedad Omaira manifestó que su madre era continuamente amenazada, una vez ella sirvió de testigo para esclarecer el homicidio de alias ‘Carro Loco’ y el atentado de alias ‘Pitbull’, ocurrido el 20 de abril del 2015.

Por este mismo hecho de muerte el hijo mayor de la mujer de 44 años fue desplazado del barrio por miembros de la banda ‘Los Paracos’.

Por las declaraciones de la víctima, el autor material del asesinato de alias ‘Carro Loco’ fue capturado en noviembre del 2015 y se le imputó además los delitos de concierto para delinquir, tráfico y porte de estupefacientes, porte ilegal de arma y homicidio.

El hijo de la mujer informó que en la audiencia de imputación de cargos a este sujeto se descubrió la identidad de él y de su madre, motivo por el cual recibieron amenazas constantes.

El 3 de noviembre de 2015 la víctima acudió a la Fiscalía para formular una queja en contra de una investigadora del CTI por revelar su identidad y la de su hijo en la audiencia.

Por este motivo, se solicitó una medida de protección ante la Fiscalía y la Policía. De igual forma, la Alcaldía les ofreció un albergue, pero este fue rechazado por la víctima.

Cerca del lugar de los hechos se encontró una cámara de seguridad, pero sus propietarios se negaron a entregar los videos a pesar de que se tiene una orden de Policía Judicial.

En lo que va corrido del año han sido asesinadas en Medellín 276 personas, 126 de las cuales perdieron la vida a manos de bandas criminales.

En el mismo periodo del año pasado fueron asesinadas 248 personas.

Ver Comentarios

d