medellín
7:16 am - 18 de Agosto de 2018

La lucha de líderes reclamantes de tierras en el Urabá antioqueño dio frutos en un exitoso retorno

XlNwAtR2A-Q

Esta es la historia de los campesinos que lideraron ese proceso en la vereda Paquemás, de Turbo.

En los años 90 el Urabá antioqueño fue azotado por grupos paramilitares enfrentados a la guerrilla. La confrontación terminó desplazando a miles de campesinos pero hoy muchas de las víctimas, acompañadas del Gobierno y la Iglesia Católica, regresaron a sus tierras gracias al trabajo en equipo de los líderes de la vereda Paquemás en Turbo, Antioquia.

Todo esto ocurre en la finca de Carlos Arturo Pereira uno de los 114  reclamantes de tierras que luego de vivir el desplazamiento por paramilitares al mando de Ever Veloza alias ‘HH’ lograron retornar a sus predios.

“Este es el proyecto productivo que el Estado me dio, no está en perfectas condiciones pero si está muy bien, ha sido un cambio muy bonito porque antes estábamos jornaleando y ahora trabajamos en los nuestro”, manifestó Carlos.

El retorno en condiciones dignas es en muchas regiones del país el anhelo de miles de campesinos pero aquí en la vereda Paquemás en Antioquia, ese anhelo se convirtió en realidad en un proceso de reparación colectiva.

Vea también: 

Vídeo

En el Urabá antioqueño 905 víctimas del conflicto armado fueron indemnizadas

“Uno como líder se siente orgulloso del trabajo que uno hace, los líderes somos importantes en una comunidad si no fuera por los líderes esto no se hubiera dado, una herramienta tan linda, tan valiosa”, expresó Alirio León Hernández a bordo de un tractor,  valiosa herramienta que los llena de orgullo porque es de la comunidad. El aparato es el  fruto de la gestión de sus líderes que recibieron la maquinaria donada por el Banco Mundial.

Nubia Vera es una de esas líderes que desde el inicio del proceso ha consagrado su vida a esta causa, cuenta que el camino no ha sido nada fácil porque hasta de los avivatos, han sido víctimas.

“Mucha gente llegaba a decirnos que nos iban a sacar el tema de que nosotros retornáramos a nuestro territorio, nos pedían plata, nos engañaban, nos sentíamos estafados por la gente porque nos prometían muchas cosas y luego no nos cumplían”.

Nubia dice que el acompañamiento de la Iglesia Católica fue fundamental para retomar el rumbo.

“Ya cuando llegó la pastoral social y empezó a enseñarnos cuales eran nuestros derechos vulnerados, como podíamos hacer nosotros para hacer incidencia y nos ayudaron a organizar como asociación”, aseguró.

Monseñor Hugo Alberto Torres, obispo de Apartadó cuenta como fue ese proceso junto a la comunidad.

 “Y hoy fácilmente se puede decir que Paquemás es un signo de que si se puede trabajar en comunión y que la gente puede disfrutar de sus bienes apaciblemente”, aseguró.

Ever Veloza  jefe paramilitar del bloque bananero, aceptó ante la justicia que fue el victimario de esta comunidad, algo que ayudó en ese proceso de reparación colectiva, según Nubia.

“El aceptó los cargos de que había mandado desplazar la población de Paquemás y eso nos da un parte de tranquilidad y por otro lado ningún grupo al margen de la ley se ha metido con nosotros, nosotros estamos en nuestro territorio y aquí tranquilo todo él que va retornando recibe su predio y empieza a trabajar”

Reparación integral, cumplimiento en un 90 por ciento de la ley de víctimas, son muchos logros de beneficio colectivo aunque todavía no les han entregado las tierras a todos, incluido Alirio León.

“Yo espero que tarde que temprano a mí me van a aportar la casita, la indemnización, pero luchamos por los demás compañeros que no les han entregado las tierras”, señaló Alirio.

También siguen luchando por un puente y el mantenimiento de las vías terciarias para sacar sus productos, pero esa es la razón por la que se levantan todos los días, seguir haciendo la tarea, ser líderes,  porque lo llevan en las venas.

 

 

Ver Comentarios

d