medellín
10:26 am - 15 de Septiembre de 2018

La Mesenia, una mágica reserva que se convirtió en el nuevo hogar de un olinguito

Luego un proceso de readaptación el animal fue liberado en este lugar cercano a Jardín, Antioquia. 

La reserva natural La Mesenia Paramillo, que nació desde hace 12 años a manos de la Fundación Colibrí, se convirtió en el nuevo hogar de una hembra de olinguito, especie recién descrita en 2013. 

Su director, Luis Mazariegos, le abrió la puerta al equipo de fauna del convenio AMVA, Corantioquia y la Universidad CES para llevar a cabo allí la liberación de este animal.

Previo a este ejercicio de conservación, el olinguito estuvo en un cerramiento natural construido en el predio con el fin de que interactuara con otras especies del bosque.

Vea aquí: 

Vídeo

De regreso a su hábitat: así fue la liberación de un olinguito en Jardín, Antioquia

La reserva cuenta con 2.100 hectáreas y hace parte de un proyecto de conservación que ha logrado proteger un área muy importante donde hay 353 especies de aves identificadas, entre ellas 36 de colibríes y una gran cantidad de especies de anfibios, especialmente ranas, además de reptiles como lagartos y mamíferos como el oso de anteojos, tigrillos, el puma, la tayra, entre otras especies.

Para la comunidad es una iniciativa que le ha enseñado la importancia de la conservación de los animales y le ha ayudado a dejar atrás un amargo capítulo atravesado por el conflicto armado del que alguna vez fue testigo.

Ese es el caso de Uriel Rendón Jaramillo, quien pasó de ser cazador a convertirse desde hace nueve años en guardabosques de la reserva, quien participó de la liberación del olinguito.

Incluso antes de ser guardabosques y de conocer qué era un olinguito, Uriel los había visto en la zona de la reserva pero los confundía con el perro de monte. 

La Mesenia hace parte del programa Reubicadores de Fauna Silvestre, y es una zona conocida como Reserva Natural de la Sociedad Civil, RNSC. 

El objetivo de Mazariegos es que sea un espacio para la conservación e investigación más que para el turismo ecológico. 

"Aunque lleva ya 12 años lo que hemos querido es traer mucho a investigadores y personas que quieran reconocer el área, ver que nuevas especies hay, y personas de las universidades que quieran hacer sus tesis de investigación", indicó.

Durante aproximadamente tres meses el olinguito recién liberado será monitoreado monitoreado con un transmisor VHF o de radio telemetría para conocer más sobre sus hábitos y comportamiento.

Vea también: 

Foto y video: Cortesía Corantioquia

Ver Comentarios

d