medellín
10:34 am - 27 de Julio de 2016

Una esposa olvidadiza, la dueña de las boletas perdidas en un bus

Artículo
Por: 
Noticiascaracol.com

En menos de lo que canta un gallo apareció la propietaria de las entradas para ver la final de la Copa Libertadores entre Atlético Nacional e Independiente del Valle, está noche en el estadio Atanasio Girardot.

"Son de mi esposo y me quiere matar", le dijo Alejandra, como se identificó la distraida mujer, a Alexis López, el diseñador gráfico que las encontró abandonadas dentro de un sobre en un bus que cubre la ruta del centro de Medellín hacia el noroccidente de la ciudad. (Lea también: ¡De no creer! Busca al dueño de boletas para ver la final de la Libertadores)

Además, supo responder la pregunta que López les hizo a las más de 40 personas que lo contactaron por medio del perfil de Facebook que él creó para regresarlas.

Las entradas, dos para tribuna oriental y una para norte, iban en el sobre con "una foto de Nacional, vieja, del 89", le dijo Alejandra a Alexis.

La fotografía es una reliquia tomada el 31 de mayo de 1989, día en el que Nacional se coronó campeón de la Liberadores, en la que se ve a un grupo de jugadores en medio de la celebración y un autógrafo corroído por el paso del tiempo y que no permite identificar a cuál de los héroes verdolagas pertenece.

[[{"fid":"189281","view_mode":"default","fields":{"format":"default","field_file_image_alt_text[und][0][value]":"","field_file_image_title_text[und][0][value]":""},"type":"media","attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]

La entrega de las boletas se hizo la tarde del martes, en medio de un completo sigilo, por lo que no hubo oportunidad de registrarla.

"Ella pagó el taxi para que un hermano mío se las llevara a un sitio acordado y nos regaló 50 mil pesos", explicó Alexis.

"El partido me lo voy a ver en mi casa", agregó, al ver extinta la posibilidad de ir al estadio a ser testigo de este día histórico para el equipo que le enseñó a amar su papá.

Las tres boletas, que en el mercado de la reventa podrían alcanzar un valor superior a los 1,5 millones de pesos (ya están agotadas), pero que tienen un precio fijado por el club de 400 mil pesos, se habían extraviado mientras Alejandra las recogía en casa de su suegra para entregárselas a su esposo.

Ver Comentarios

d