Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Administración Trump remueve de su cargo a quien trabajaba por desarrollar vacuna contra COVID-19

Esta decisión llevó a que el Gobierno de los Estados Unidos volviera a ser blanco de críticas. Según denunció Rick Bright, su remoción sería un tema político.

El doctor Rick Bright fue hasta esta semana el director de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico de Estados Unidos y estaba encargado de coordinar esfuerzos para el desarrollo de una vacuna. Pero hoy es protagonista porque su salida parece tener un tufillo político, según denunció él mismo.

“Creo que está transferencia fue en respuesta a mi insistencia en que el Gobierno invirtiera miles de millones de dólares en soluciones científicamente seguras y no en drogas, vacunas y otras tecnologías que carecen de mérito científico”, dijo. 

La objeción de Bright fue también una desautorización a Donald Trump, que constantemente ha recomendado la hidroxicloroquina.

Pero el problema es más de fondo. Un estudio de la Universidad de Virginia sobre pacientes de la Administración de Veteranos arrojó que la tasa de mortalidad en quienes toman hidroxicloroquina es más alta que la de quienes no lo hacen. 

“Los datos de los que acabamos de hablar de la Administración de Veteranos de Estados Unidos sugiere fuertemente que aún no hay evidencia de un beneficio clínico por tomar hidroxicloroquina como método de tratamiento”, señaló David Goldsmith, PHd en epidemiología de la Universidad de George Washington.

Publicidad

Este experto, a su vez, reconoce que en países como Colombia se ha aprobado el uso de hidroxicloroquina como tratamiento.

“No hemos visto, a excepción de un pequeño estudio en Francia hace varias semanas, que la hidroxicloroquina tenga el tipo de beneficio clínico que a ti te gustaría tener, pero, si preguntas a los doctores que están usando esta droga en Colombia, ellos son los que están viendo a sus propios pacientes y podrían dar algún balance de si funciona o no”, afirmó.

El estudio también arroja que no hay evidencia de que el uso de la hidroxicloroquina o azitromicina reduzcan el riesgo de que pacientes sean conectados a ventiladores.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias